Dormir o entrenar: ¿qué es mejor para tu cuerpo?

“Otros cinco minutitos por favor”. Según nosotras es todo lo que necesitamos para levantarnos como una reina. Sin embargo, muchas veces esos cinco minutos terminan siendo una pesadilla. Después de ese corto lapso de medio sueño, te levantas cansada y de malas. Así que: ¿dormir o entrenar?

Entrenar por las mañanas

Existe mucha discusión sobre este tema. Algunos dicen que es mejor entrenar por las mañanas, otros aseguran que por las noches. En pocas palabras, la conclusión de muchos estudios es que no importa a que hora hagas ejercicio. Mientras lo hagas tendrás un cuerpo más sano que podrá responder mucho mejor a las actividades del día a día. Así que entre dormir o ir al gimnasio la respuesta siempre será levántate al gimnasio o incluso antes de dormir haz algo de ejercicio. Pero si tienes dudas estos son algunos de los beneficios de despertar para hacer ejercicio, checa.

Ventajas

Deja de posponer la ida al gimnasio porque estás cansada, o solo porque quieres otros cinco minutos recostada.

  • Cuando entrenas por las mañanas, la luz de la mañana ayuda a tu cuerpo a despertarse. La luz reduce la producción de melatonina, esto es lo que provoca que te encuentres alerta y despejada.
  • El cuerpo libera endorfinas que hacen que estés de buen humor por la mañana.
  • Hacer ejercicio por las mañanas te da más energía y te hace más feliz.
  • Tendrás un cuerpo hermoso que presumir si vas a hacer ejercicio en vez de dormir cuanto te plazca.

Por otra parte, no dormir también engorda

Lo sé, es horripilante. Al parecer, todo en está vida te engorda. Algunos expertos han demostrado que el descanso inadecuado puede aumentar la producción de grelina. Esta es la hormona encargada de hacer que te de hambre. Esto puede provocarte antojos nocturnos y una visita constante al refrigerador por las noches. Es un círculo vicioso: entre menos duermes, más hambre. Entre más comes, puedes sufrir de insomnio. Así que te recomiendo un poco de ejercicio, pues este te ayudará a dormir como un bebé.

Deja de sufrir, tampoco es necesario que hagas tres horas diarias de ejercicio. Existen rutinas de solo 15 minutos con las que puedes empezar a mejorar tu condición física.

Este video te puede gustar