Dime cómo acomodas tus manos al dormir y te diré algo de tu salud

Todas tenemos una postura con la que más nos acomodamos para descansar. Hay quienes prefieren dormir boca arriba, otros boca abajo o de lado. Sí, todos nos fijamos en eso, pero realmente nadie presta atención a la forma en que acomoda sus manos. ¿Has notado cómo acomodas tus manos al dormir? Aunque no lo creas, la forma en que lo hagas influye en tu salud mental. ¡Wow, lo sé, yo también quedé impactada cuando lo supe!

Ahora sí, te explico de que va cada postura

  • Si acomodas las manos por encima de tu cabeza. Necesitas encontrarte con tu ser espiritual. Al acomodar tus manos de esta manera, es un modo de conectarte con tu yo interno. Obviamente es algo que haces de manera inconsciente, pero sería bueno que lo consideraras para buscar algo que te ayude a reencontrarte contigo en ese sentido.
  • En caso de que las coloques sobre tu pecho. Debes aprender a perdonar y dejar ir a quienes ya no están en tu vida. Acomodar tus manos al dormir en ese sitio, indica que hay asuntos pasados que siguen lastimándote. 
  • Si las manos están en tu estómago. Tal vez tengas mucha ira o enojo dentro de ti. Sería bueno que aprendieras a controlar tus emociones para que no afecten tu salud. Esos sentimientos viscerales pueden tener graves consecuencias. 

Cómo acomodas tus manos al dormir

  • Si metes tus manos entre tus piernas. Es una forma de sentirte protegida porque tienes miedo. También podría significar que algo falta en tu vida o al menos así lo demuestras, como sentimiento de carencia. 
  • Al colocarlas cerca de tus órganos sexuales. Te hace falta conocer más tu cuerpo, explorarlo y saber de las maravillas que puedes experimentar si conoces a conciencia cada parte de ti. Podrías también tener algún problema sexual.
  • Si las pones debajo de tu almohada. Pones tus manos así porque no quieres demostrar lo que sientes, tienes tus emociones ocultas. 
  • Duermes abrazándote. Te hace falta cariño, pero puedes acudir a terapia para trabajar en tus emociones y fortalecer tu autoestima. 
  • Manos en los hombros. Sí, parece una postura rara, pero hay quienes duermen así. Si haces esto es porque te sientes cansada, te falta energía vital. 
  • Si tus manos están entre tu cabeza y la almohada, quiere decir que tienes paz en tu interior. Al no colocar las manos sobre tu cuerpo, significa que tu espíritu es libre de culpas o preocupaciones. 

Este video te puede gustar