Dile “no” a las excusas y “sí” a estos cinco ejercicios para tener un abdomen plano

Año con año ponemos en la lista de metas lo mismo: bajar de peso. Bueno, no dejes que 2018 pase en vano y ponte a trabajar para lucir un abdomen plano. Además de cuidar lo que comes, anímate a realizar esta rutina de cinco ejercicios que puedes hacer seis veces a la semana. ¡Así que dile adiós a las excusas, ya!

Ejercicio 1

Para empezar, necesitas un tapete de yoga o una toalla. Primero, ponte de rodillas. Luego coloca tus antebrazos en el tapete, ¡y prepárate para lo bueno! Estira tus piernas y permanece en esa posición 10 segundos. Para que la plancha o plank sea efectivo mantén la espalda recta y el abdomen contraído. Haz 5 veces este ejercicio y entre cada ejecución descansa 10 segundos.

Ejercicio 2

El segundo de los cinco ejercicios es una variante del anterior. Es un plank o plancha lateral. La diferencia es que ahora te apoyarás en uno de tus codos a fin de que te pongas de costado y estires el otro brazo hacia arriba. Para mayores resultados, al estar de costado, permanece en esa posición cinco segundos. Repite el ejercicio con el otro brazo. Haz 10 repeticiones, tomando en cuenta que en una ejecución tienes que trabajar con ambos brazos.

Ejercicio 3

Acuéstate boca arriba y flexiona las rodillas. Primero baja una pierna y después regrésala a la posición original; repite el ejercicio con la otra pierna. Estira tus brazos a los lados a fin de que no eleves la espalda. Haz 3 series de 15 repeticiones, tomando en cuenta que en una repetición debes trabajar con ambas piernas. También descansa 10 segundos entre cada serie.

Ejercicio 4

Imagen relacionada

Siempre boca arriba, elévate hasta quedar en posición de sentada; para tomar impulso, estira tus brazos. Lo importante en la ejecución de este movimiento es que mantengas tu espalda recta y que no despegues tus piernas del piso. Haz 3 series de 15 repeticiones, y entre cada serie toma 10 segundos de recuperación.

Ejercicio 5

Finalmente, llegamos al último de los cinco ejercicios. Siéntate en el piso y apoya las palmas de tus manos detrás de tu espalda. Este es uno de los puntos de apoyo de este movimiento. El otro punto de apoyo son glúteos. Mueve las piernas en forma de tijera de manera controlada y continua. Realiza 3 series de 15 tijeras, y entre cada serie toma 10 segundos de recuperación.

Este video te puede gustar