Dile adiós a los pretextos y obtén una cintura más pequeña

“No me gustan las dietas”, “muero de hambre”, “el ejercicio no es para mí”… La lista de pretextos puede seguir. Adiós a los pretextos para mejorar tu salud. Si quieres tener una cintura más pequeña es momento de poner manos a la obra.

Hazlo por ti, ¿cuántas horas pasas trabajando? Te aseguro que son más de nueve horas al día. Y ¿cuántas horas inviertes en tu educación? Te aseguro que comes al lado de la computadora. La realidad es que invertimos demasiado tiempo en actividades que no ayudan en nada a nuestra salud. Es momento de darte, por lo menos, una hora para estar mejor.

“Tengo mucha hambre”

Esto pasa en cualquier tipo de dieta, ya que las porciones que comemos diariamente rebasan las que deberíamos consumir de acuerdo a nuestro nivel de actividad física. Finalmente pasarán unas dos semanas hasta que te acostumbres a comer menor cantidad. Si tienes mucha hambre, dale la vuelta comiendo toda la verdura que necesites. Es mucho mejor que una bolsa de papas. Todo esta en comer mejor: más vegetales, menos basura.

“No tengo tiempo de hacer ejercicio”

El trabajo, transporte, atender la casa, los hijos, la escuela hacen imposible ir al gimnasio. Estoy de acuerdo que todas tenemos vidas muy atareadas. Sin embargo, existen entrenamientos de hasta 15 minutos que puedes practicar antes de bañarte. Tienes que empezar a moverte, tu cuerpo de lo va a agradecer infinitamente. Dale un poco más de prioridad a tu cuerpo, 15 minutos no es nada. Aquí te presento una entrenamiento completo para que empieces .

“No tengo dinero para el gym

No necesitas de demasiado dinero para poder mantenerte en forma. Haz a un lado tus muebles y comienza a ejecutar rutinas en casa. Dile adiós a los pretextos. En lo único que tendrás que gastar será en un tapete para que no hagas los movimientos en el piso. Empieza poco a poco. Existen también deportes en los que no necesitas un gran presupuesto para practicarlos. Un gran ejemplo de ello es correr: unos leggings, tenis y sudadera y ya estás lista para salir a correr.

“Es difícil seguir la dieta”

Seguir una dieta es difícil, pero es posible hacerlo si inviertes unos 30 minutos cada día para preparar tus alimentos y guardar tu comida en pequeños contenedores. Si lleva tu comida contigo, dejas de comer en la calle. De esta forma te será más fácil llevar tu dieta. Échale muchas ganas; de eso se trata, así que adiós a los pretextos. ¡Si quieres un cuerpo más sano, lucha por él!

Este video te puede gustar