Diferencias que hay entre el primero y segundo embarazo 🤰🤱

El primer embarazo para todas es una experiencia inolvidable. Ojo, con esto no quiero decir que el segundo embarazo o los subsecuentes no lo sean. La cuestión es que al ser el primero, es una experiencia desconocida que causa mucha intriga. Si estás en tu primer embarazo, esto es lo que vivirás en esta etapa.

Primer embarazo

Cuando sabes que estás esperando a tu primer bebé te invade mucha emoción, nervios e incertidumbre. No tienes idea de cómo se sentirá y verá tu cuerpo. Has escuchado tantas cosas, que puede llegar a aterrarte lo referente a las náuseas y los antojos.

Segundo embarazo

Con el segundo bebé, la etapa es más relajada, puesto que ya tienes una experiencia previa. Ya no eres una novata, sino una mujer con la experiencia suficiente para afrontar la situación. Si no me crees, checa lo que pensamos que es diferente entre un embarazo y otro.

¿Qué cambia?

  • Fotos. Con el primer bebĂ©, te desvives a que desde el embarazo haya muchas fotos. Las ecografĂ­as, como va creciendo tu vientre y a partir de que nace ni se diga. Con el segundo bebĂ© puede ser que tengas pocas fotos y serán muy diferentes. Ya con un hijo todo se vuelve diferente. Tienes que atender a tu otro pequeño más al nuevo bebĂ©.
  • Registro de informaciĂłn. Al tener al bebĂ© nĂşmero 1 compras un álbum en el que llevas registro de todo. Anotas sus primeras palabras, cuando gateĂł, sus primeras veces. Con el bebĂ© numero 2 si te acuerdas lo registrarás, si no, se quedará en el limbo.
  • Preocupaciones. Cuando esperas a tu primer bebĂ© tienes miedo y duda de todo. Sigues las instrucciones al pie de la letra y vives en constante pánico por todo lo que puede suceder. Para el bebĂ© 2, no te importa si come algo que cayĂł al piso. A veces le das algĂşn medicamento para su dolor de panza sin problema. En pocas palabras, dejas el miedo de lado.
  • HabitaciĂłn. En tu primer embarazo te encargaste de que el cuarto del bebĂ© quedara listo desde antes de su nacimiento. Para la llegada del segundo bebĂ©, le fue bien si tiene una cama propia y no heredĂł la cuna del hermano.

Este video te puede gustar