Dietas sanas que no son muy estrictas

¿Quién dijo que las dietas deben ser muy rigurosas? En realidad, solo se trata de reemplazar algunos alimentos por otros sin morir de hambre. Si buscas alternativas, a continuación encontrarás algunas dietas sanas que no son tan estrictas.

Dieta mediterránea

La dieta mediterránea consiste en un alto consumo de legumbres, vegetales, cereales integrales y aceite de oliva. Algo que caracteriza a esta dieta es su bajo consumo de carne, sin embargo, no la dejas de comer. Por lo anterior, se le puede considerar una dieta sana y no tan estricta comparada con otras. Además, se recomienda reducir la ingesta de azúcares y grasas saturadas, es decir, aquellas que no son saludables. Con esta dieta podrás bajar de peso, está 100 % garantizado, ya que tiene respaldo científico. Y no solo eso, se ha demostrado que la dieta mediterránea reduce un 30 % el riesgo de sufrir un infarto cardíaco. En fin, algunos puntos de esta dieta son:

  • Consumir pollo o pescado al menos dos veces por semana.
  • Se recomienda comer carne roja al menos dos veces por semana.
  • Puedes continuar tu consumo de leche, queso o yogur diario.
  • También puedes tomar una copa del vino al día.

De la Clínica Mayo

Otra de las dietas sanas y no tan estrictas es la popular dieta Clínica Mayo, ya te imaginarás de dónde proviene su nombre. Lo principal en este régimen es que incrementes el consumo de frutas, vegetales y cereales integrales. Estos tres elementos prometen un cuerpo saludable con un peso moderado. Por otra parte, esta dieta requiere de algunos ajustes en tus hábitos para alcanzar un estilo de vida más saludable. Se dice que en la fase inicial se pueden perder entre 2.7 y 4.5 kilos. ¡Genial!

DASH

Y por último, la famosa DASH, que al igual que las otras no son dietas muy estrictas. Está un poco más enfocada a detener la hipertensión. Eso sí, lo que está prohibido son las grasas saturadas, los carbohidratos y los azúcares, pues son muy dañinos. Tienes que reemplazar estos compuestos por las vitaminas y minerales que se encuentran en las verduras, frutas y cereales integrales.

¿A ti con cuál te gustaría empezar?

Este video te puede gustar