Cómo bajar de peso sin perder la salud

Bajar de peso tiene muchas consecuencias. Lamentablemente, son muchas las mujeres que deciden hacer dietas extremas dañando su salud. Para bajar de peso sin perder la salud lo más saludable sería reducir el porcentaje de grasa y aumentar el de músculo. Esto hará que nuestro cuerpo consuma más energía por el simple hecho de tener más músculo.

¡Aguas, adelgazar no es perder kilos! La idea es reducir tu talla perdiendo grasa y ganando músculo. Con esto no quiero decir que vayas a terminar siendo Hulk. De hecho, para que una mujer gane músculo al nivel de una físicocontructivista se necesita más que un par de pesas. Así que por eso no te preocupes.

La alimentación

“Comer saludable” es un término muy relativo. Varía mucho en función de tu estilo de vida y del lugar donde vives. Comer sano no es desayunar salmón en vez de pan tostado. De hecho, solo se trata de ingerir alimentos de manera equilibrada. Es algo fundamental que tus platos sean de un tamaño pequeño o mediano, a menos que el gasto calórico de tu cuerpo sea de más de 3000 calorías. De ser así, los vegetales deben constituir la mayor parte de tus porciones. La proteína debe ser del tamaño de la palma de tu mano y los granos de preferencia integrales ocupar la porción más pequeña de tu plato. Las frutas deben contarse en porciones para no pasarte de la cantidad adecuada.

El entrenamiento

No hay de otra: el ejercicio es fundamental para bajar de peso sin perder la salud. Debes escoger una actividad que realmente te guste, de esta forma será más fácil que la realices con constancia. La continuidad es la clave para obtener resultados. Una buena idea es incorporar los métodos de HIIT en tus entrenamientos. El ejercicio de alta intensidad es muy útil para perder grasa, pues estimula el metabolismo, aumenta la actividad hormonal y el nivel de VO2. Este se refiere a la cantidad máxima de oxígeno que el cuerpo puede absorber, transportar y consumir en un lapso determinado. Además, es importante que cambies tu estilo de ida, pues así entrenes dos horas diarias hay otras 22 horas durante las que debes cuidar tu cuerpo también. Camina más, desplázate en bici y usa las escaleras en lugar del elevador.

Come de todo, pero no abuses

Es importante que ante todo decidas cocinar en casa, para que en realidad puedas comer sanamente. De hecho, puedes comer de todo pero sin abusar. En cuanto a los alimentos procesados, dulces y productos “sanos” sería mejor descartarlos por completo. Considera que mientras más natural sea la comida, tendrás una alimentación más sana.

Este video te puede gustar