Dieta para curar tu intestino ¿realmente funciona?

Hay algunas cosas que tu dietista y tu gastro tienen que decir sobre la alimentación para tener un intestino sano (y feliz). Si realmente quieres curar tu intestino es hora de dejar algunos alimentos de lado.

Esto no es una dieta

Hoy no te voy a hablar de otra dieta de moda, tampoco te voy a prometer una dieta curativa, solo se trata de priorizar la salud de tu microbioma intestinal.

¿Qué es una dieta de curación intestinal?


Es un régimen que tiene como objetivo aliviar los síntomas digestivos desagradables, puede ser tan simple como eliminar un irritante o desencadenante conocido, como los lácteos, o tan compleja como eliminar múltiples tipos de alimentos. A menudo las personas son síndrome de intestino irritable necesitan este tipo de régimen. Aspa que no es otra dieta con la que vas a bajar de peso. La idea es crear un entorno curativo para tu sistema digestivo.

Adelgazar es quizás solo un efecto secundario de la dieta de curación intestinal. No obstante algo que debes saber es que la salud digestiva de cada persona es super diferente.

¿Quiénes la necesitan?

De hecho más personas de las que parece, si tienes un trastorno digestivo, como síndrome del intestino irritable, enfermedad inflamatoria del intestino, sobrecrecimiento bacteriano en el intestino delgado, enfermedad por reflujo gastroesofágico y enfermedad celíaca. Puedes utilizar este tipo de régimen.

¿Cómo funciona esta dieta?

Cómo es algo tan personal, vas a tener que realizar un seguimiento de la ingesta de tus alimentos y los síntomas que vayas presentando. Incluso puedes registrar la cantidad de agua que bebiste para identificar qué es lo que te causa problemas. Entonces podrás comenzar a hacer cambios.


A menudo tienes que prestar atención a los :

  • Granos refinados. Los carbohidratos refinados (es decir, pasta blanca, pan blanco) básicamente alimentan las bacterias “malas” en tu sistema digestivo. Por eso es tan importante dejarlos de lado.
  • Alimentos procesados: especialmente los que vienen en empaques y son comida chatarra suelen causar mucha inflamación. Así como los alimentos congelados y enlatados.
  • Alimentos ricos en grasas ya que grasas saturadas y trans, pueden reducir Lactobacillus y Akkermansia muciniphila, dos microbios relacionados con la buena salud.
  • Lacteos, de hecho, una dieta baja en lácteos (es decir, la dieta mediterránea) puede aumentar las bacterias amistosas, Lactobacillus y Bifidobacterium, y disminuir los malos, Clostridium, según una revisión de 2017.
  • Carne roja. limita las carnes rojas como la carne de cerdo, ternera y cordero, especialmente si está procesada. No solo tiene un alto contenido de grasas saturadas, sino que la carne roja también reducen los niveles de bacterias buenas,

Este video te puede gustar