Dieta de 60 días que promete resultados maravillosos

Hemos intentado de todo al momento de bajar de peso, ya sean rutinas tanto en casa como en el gimnasio, yoga, cardio; etc. Sin embargo, olvidamos que lo más importante es nuestro régimen alimenticio. En este sentido, 70% del éxito, lo obtenemos mediante la alimentación. Por eso debes probar esta dieta de 60 días, te sorprenderán los resultados.

Sólo necesitas seguir una dieta de 60 días

Cambiar nuestra alimentación no sólo nos ayudará a bajar de peso, también hará que todos nuestros sistemas funcionen de una mejor manera. En consecuencia te sentirás con más energía a lo largo de la semana y, por tanto, realizarás tus actividades mejor que antes. Sin embargo, no puedes cambiar tu alimentación dramáticamente, lo mejor es realizar cambios graduales. De esa forma tu organismo no resentirá de forma negativa el cambio.

Primero elimina todo aquello que te hace daño

Es necesario que elimines todos los alimentos que te hacen daño. Por ejemplo: si eres intolerante a los lácteos, mejor diles adiós definitivamente o consume productos deslactosados. Haz lo mismo con aquellos ingredientes que has notado que te hacen daño o te provocan indigestión. Hay alimentos que debes eliminar definitivamente y estos son:

  • Lácteos.
  • Huevos.
  • Refrescos y malteadas.
  • Alcohol.
  • Azúcar refinada.

Los alimentos que sí debes agregar son…

 Así como hay alimentos que debes eliminar de tu dieta, hay algunos otros que necesitas incluir de manera urgente. No obstante, estos deben ser incluidos por una nutricionista pues sólo ella sabrá con exactitud cuáles son tus necesidades. También puede pedirle ayuda a tu entrenador. Sin embargo, hay alimentos que son necesarios en toda dieta.

  • Frutos secos.
  • Carne magra.
  • Arándanos, espinacas, brócoli, zanahorias y uvas (estos son alimentos ricos en antioxidantes).
  • Salmón y atún.
  • Arroz.
  • Pechuga tanto de pollo como de pavo.

Últimas consideraciones

Finalmente, recuerda que debes comer por lo menos cinco veces al día, de esa forma harás que tu metabolismo se acelere. Es importante que estas comidas estén balanceadas entre sí. Por ejemplo, puedes hacer tus tres comidas normales y agregar dos tentempiés, uno por la mañana y otro por la tarde. Estos deben ser colaciones como arroz, frutos secos o algún sándwich ligero.

Este video te puede gustar