Dicen que amamantar, te hace perder más peso después del embarazo

Recuerdo que cuando me embaracé, la ginecóloga me recomendó amamantar a mi bebé por más de seis meses. De esta manera, le daría los nutrientes necesarios a mi bebé. Sin embargo, varias conocidas que ya eran madres, me dijeron que la lactancia, además de dar lo necesario a tu bebé, también te hace perder más peso. ¿Eso es cierto?

Fuente de nutrientes

Como dije, la lactancia materna es una fuente de nutrientes. Ofrece miles de beneficios para tu bebé y aunque no lo creas, también para ti. Amamantar te ayuda a tener menor riesgo de padecer enfermedades cardíacas y también previene el cáncer de mama. La Asociación Americana del Embarazo asegura que también previene el cáncer de ovario o al diabetes tipo 2. Si eso fuera poco, puedes perder más peso de todo el que ganaste durante el embarazo.

Mucha hambre

Muchas mujeres, luego de amamantar sienten mucha hambre, como consecuencia de todas las calorías que han eliminado al dar pecho. Sin embargo, lo peor que puedes hacer durante o después del embarazo es comer por dos. Sí, existe el mito de que debes alimentarte doblemente porque comerán el bebé y tú; pero eso es sólo un mito. No debes exagerar tu ingesta de alimentos ni comer lo que sea sólo porque crees que es lo mejor. Eso sólo terminaría siendo contraproducente y por obvias razones, en lugar de bajar, subirá tu peso.

Lo mejor que puedes hacer cuando nazca tu bebé

Si de verdad quieres perder peso, es importante que consumas alimentos saludables después del nacimiento de tu bebé. Con la alimentación saludable, no sólo tienes beneficio tú, sino que le estás aportando más nutrientes a tu bebé. Además, es importante que realices alguna actividad física para que los resultados sean aún más exitosos.

¿Tú notaste algún cambio en tu cuerpo con la lactancia materna?

Este video te puede gustar