Detalles que pueden ayudar al planeta en el día a día

El mundo sería un mejor y hermoso lugar si nosotros hiciéramos lo necesario para cuidarlo. Al parecer, se nos ha olvidado que nosotros estamos como invitados. Nos hemos dedicado a destruir todo lo que nos fue compartido. Estamos llegando a un punto en el que parece que ya no hay retorno. Lo más importante es que cada uno de nosotros tome conciencia de lo que puede hacer para ayudar al planeta. ¡Toma nota y empieza a actuar ya!

Usar popotes no desechables

En cualquier lugar al que vayas a comer usan popotes de plástico. Esos popotes son de un solo uso, por lo que luego de usarlos terminan en la basura. Como una iniciativa para ayudar al planeta, ahora existen popotes de materiales más duraderos. Esos popotes pueden ser usados una y otra vez sin problema alguno. Así puedes tomar tu bebida favorita sin sentir remordimiento alguno. Incluso hay iniciativas de ley que plantean su prohibición.

No pedir bolsa cuando vas al super

Lo más cómodo es pedir bolsa cuando vas a hacer tus compras; sin embargo, me ha tocado ver a gente absurda que solo lleva un artículo y pide bolsa. ¡Por favor! Es mejor que cargues una bolsa de tela y en ella lleves tus compras. Si vas a cargar demasiado o cosas muy pesadas, opta por llevar un carrito. Soluciones hay muchas, deja de lado tu apatía.

Llevar tus trastes cuando compras comida

En la actualidad, existen muchos lugares en los que venden comida para que tú sólo llegues a comer o pedir para llevar. Está bien, es práctico. Lo importante es tomar conciencia de que podemos llevar nuestros recipientes. De esa forma nos cobran menos y dejamos de usar tanto unicel. Lo mismo sucede cuando vas a comprar un jugo natural o café. Sería mejor que lleves tu vaso de plástico o termo.

Cambiar las toallas y tampones por la copa menstrual

Podrá no ser la opción más cómoda para todas, pero es de gran ayuda para el planeta. Algunas mujeres aseguran que les da asco el contacto con su propia sangre. Sin embargo, si hablamos de ayudar al planeta, dejaríamos de generar tanta basura de productos higiénicos que tardarán años en deshacerse.

Compartir el auto o usar bici

Seguro te ha tocado ver un montón de autos en los que viaja una sola persona. Lo mejor sería compartir el automóvil (y los gastos, obvio) para no contaminar tanto. En caso de que no tengas auto y no quieras seguir gastando tanto en pasajes, opta por usar bicicleta.

Recolectar agua de la lavadora y la regadera

La mejor forma de ayudar al planeta sería si guardamos las aguas grises que desagua la lavadora luego de lavar la ropa. Esa agua podría servir para limpiar las banquetas o trapear los pisos. Incluso sirve para el excusado y evita el gasto de agua limpia.

Tratar de usar productos biodegradables

Ya sean jabones, detergentes, suavizantes, shampoos, cremas, u otros, es mejor recurrir a las opciones biodegradables. Podrían ser un poco más caros que los productos comunes, pero si de verdad te importa el planeta, ayudan.

Desconectar los aparatos que no se usen

Muchas veces dejamos conectado el cargador del celular o de la laptop aunque el aparato ya no esté conectado. Eso sigue gastando energía, además de que el cargador se sigue calentando. Lo mejor es que desconectes todo aquello que no uses de manera inmediata.

Recoger tu basura cuando sales a la playa o a cualquier lugar

La playa es el lugar en el que más se nota la poca inteligencia de muchos. Van a divertirse pero dejan su cochinero en la playa. Está bien salir y conocer nuevos lugares, lo que no está bien es dejar toda la basura ahí. En cada lugar al que vayas, siempre recoge tus desechos. Así sea un pañuelo desechable, la envoltura de unos chicles, etc., ¡recógelo!

Adoptar un área para limpiar

No importa si se trata de una coladera, una banqueta o un lote baldío. Organízate con tus vecinos y entre todos asegúrense de mantener limpio su espacio. Así, la calle se ve limpia y evitan que las coladeras se tapen en época de lluvias.

Esterilizar a tus mascotas

Los animales son hermosos, pero nosotros debemos ser responsables de ellos. Tenerlos no significa solo darles amor y ya; necesitan vacunas, alimento, un techo en el que vivir y también necesitan esterilización. Es nuestra responsabilidad evitar que se reproduzcan sin ton ni son. De nada sirve que no los operemos, pues podrían tener muchos bebés de los que nadie se haría cargo y terminarían en la calle sufriendo. ¿Quieres eso?

Este video te puede gustar