Cómo deshacerte del mal humor en tus días

No es el caso de todas, pero a veces en esos días estamos como agua para chocolate. El mal humor en tus días es normal. Sabemos que las hormonas fluctúan descontroladamente en el cuerpo. Si bien es cierto que en algunas ocasiones podemos lidiar con las molestias que generan, en otros resulta complicado mantener la calma o el buen humor. Ya no te enfurruñes tanto. Con estos consejos podrás deshacerte del mal humor en tus días y mantener tu sonrisa.

Le hace daño a tu corazón

No te estreses de más, le hace daño a tu corazón. Mejor te doy algunas ideas para deshacerte del mal humor en tus días.

Ejercicio, mucho

Ya sé que a veces los cólicos están en todo su esplendor, pero, créeme, apenas comiences a subir la intensidad del ejercicio y desaparecerán. Entonces, te dejarán el campo libre para que puedas descargar todo tu coraje en cualquier actividad que escojas. Te recomiendo ampliamente el box, no hay mejor terapia que pegarle a un costal.

Por un día manda todo al demonio

Si de plano estas de un humor de perros, te recomiendo que te des un break. Por un día que dejes de realizar tus tareas diarias no pasa nada. Ya lo harás después. A veces estamos tan ocupadas con las tareas de casa y el trabajo que olvidamos darnos un respiro. Así que aprovecha y cambia un poquito tu rutina haciendo algo que te guste.

Bebe una copa de vino

El alcohol relaja, pero no te pases de la raya. Esta es una medida para evitar que golpees a alguien. Respira, una copa de vino con una cena en casa es lo mejor para deshacerte del mal humor en tus días. ¡Ánimo! Lo que sea que te esté molestando el día de hoy va a pasar.

Mira tu serie preferida

Acomódate frente a la pantalla con palomitas o un café calientito sin ninguna preocupación. Cámbiale al chip. Mira tu serie favorita un rato, pero no te acabes toda la temporada, de preferencia. El descanso le hace bien a tu cuerpo y tu mente. También puedes leer un capítulo de una novela o hacer alguna manualidad que te calme. ¿Ya probaste las mandalas? Puff, a mí me encantan. Son muy entretenidas y te tranquilizan en cinco minutos.

Y si estás en el trabajo…

Ok, si estás aún en el trabajo y no encuentras cómo calmarte sal de la oficina, ve a la terraza o al baño. Ahí tomate unos minutos para respirar profundamente. A veces también descargar tu ira es bueno. Llora si es necesario y sácalo todo. Después de unos minutos, respira profundamente otra vez y arréglate. Llega a tu lugar y escucha música relajante mientras terminas tu trabajo.


Este video te puede gustar