Descubre por qué algunas ETS son curables y otras no

Cuando llevamos una vida sexual activa estamos expuestas a contraer alguna enfermedad de transmisión sexual (ETS). Estas infecciones son muy contagiosas y la forma de prevenirlas es usando métodos de barrera como el preservativo masculino o femenino. Existen muchas ETS rondando por ahí, unas son curables y otras no. Esta vez te voy a explicar por qué algunas se curan y otras solo se controlan.

¿Virus o bacteria?

Los virus son microorganismos que se introducen en las células de otros organismos y se reproducen en ellas. Son infecciosos y se “alimentan” de tus células. Las ETS provocadas por virus son las que no se curan porque estos se quedan en nuestros cuerpos de por vida. A pesar de ello, los síntomas pueden controlarse con tratamientos específicos. En cambio, las infecciones de transmisión sexual que son causadas por bacterias sí son curables. El tratamiento médico consiste en consumir antibióticos. Estos medicamentos inhiben la formación de la pared celular de las bacterias o detienen otros procesos de su ciclo de vida.

ETS curables

Las enfermedades de transmisión sexual de origen bacteriano son:

  • Sífilis: se caracteriza por desarrollarse en varias etapas; los malestares comienzan con pequeñas llagas en la zona genital.
  • Gonorrea: a veces es asintomática, por lo que no es detectada hasta mucho tiempo después de haber sido contraída. Entre los síntomas se encuentran dolor al orinar y al tener relaciones sexuales.
  • Clamidia: esta ETS generalmente carece de síntomas al principio; sin embargo, si sientes dolor en la zona genital y presentas flujo inusual, puede ser una señal de que estás contagiada.

ETS incurables

Algunas ETS comunes que son causadas por virus y, por tanto, resultan solo controlables, son las siguientes:

  • Herpes: los síntomas del herpes son dolor, comezón y llagas pequeñas en la zona de contagio. A pesar de que no es curable las molestias pueden tratarse con medicamentos.
  • VIH: El virus de inmunodeficiencia humana es una de las ETS más peligrosas de todas, ya que inhibe la capacidad de nuestro organismo para protegerse de otras enfermedades. Al principio los síntomas la hacen parecer como una simple gripe, por lo que con frecuencia es diagnosticada en etapas terminales.
  • VPH: El virus del papiloma humano es una de las ETS más comunes hoy en día. Uno de sus síntomas es la aparición de verrugas en la piel.

La recomendación es que siempre que tengas relaciones sexuales uses protección, y que si notas algo raro en tu cuerpo acudas de inmediato al médico.

Este video te puede gustar