Desayunos rápidos y poco saludables que debes dejar para cuidar tus curvas

El desayuno es la comida más importante del día y es el que más saludable debe ser. Aunque, hay que admitirlo, ocurre en la peor hora: justo cuando tienes que ir a la escuela o al trabajo. Así que nuestro desayuno nutritivo se vuelve la comida menos saludable de todas y hasta un poco asqueroso. A veces te lo vas comiendo en el auto, en el autobús o en cinco minutos antes de salir de tu casa. Y si nunca has desayunado uno de estos “platillos” rápidos, entonces ¿cómo haces para ser tan puntual? En fin, todos hemos comido alguna vez estos rápidos desayunos…

Las galletas con el café

El desayuno más simple y horrible para tu cuerpo. Primero ¿quién se llena con un par de galletas y una taza de café? Te diré por qué es poco saludable. Primero porque el café es demasiado irritante para el estómago vacío. Segundo, las galletas entran en la categoría de harinas y esta puede causar más peso si lo consumes por las mañanas. Tendrías que estar muy apurada o haberte desvelado en una funeraria o un evento especial para tal desayuno.

El yogur para tomar y el pan

¡El que nunca falla! Normalmente los encuentras camino a la escuela o al trabajo. Hay muchos vendedores que venden yogur y pan recién hecho. Este desayuno te llena un poquito más, pero no es recomendable tomar lácteos en la mañana. Sobre todo si no desayunaste absolutamente nada y ni siquiera tomaste agua previamente. Hasta podrías sufrir dolores estomacales después. En fin, uno de los desayunos que todos hemos comido alguna vez y así ha sido durante años.

La comida que sobró del restaurante de anoche

¡Un clásico! Tienes flojera de cocinar tu desayuno o no te dio tiempo, la solución rápida es la hamburguesa, el sándwich, el pollo, etc. que sobró de anoche. Tan solo lo calientas en el desayuno y ¡ta dan!: comida lista para satisfacer tu hambre. No debes ingerir demasiadas grasas o carbohidratos en tu primera comida del día. Mejor come las sobras a la hora de la comida y desayuna fruta por la mañana.

El licuado de chocolate con el sándwich

El desayuno que todos comimos alguna vez en nuestra infancia y de vez en cuando lo seguimos haciendo. El Chocomilk es delicioso y sabe mejor en el desayuno, lo admito. El mejor acompañante es el sándwich que te vas comiendo camino a la escuela o al trabajo. Típico, siempre es un sándwich de jamón con queso, de vez en cuando es de huevo.

Este video te puede gustar