Si dejas de ir al gym, esto le pasa a tu cuerpo

Sabes mucho acerca de los beneficios que conlleva hacer ejercicio o ir al gimnasio. Por ello siempre estás al tanto de las nuevas rutinas o tendencias de entrenamiento para moldear tu figura. Sin embargo, a todas nos ha pasado que hemos caído en un bache y lo hemos abandonado. O al menos lo hemos considerado. En ese momento no parece gran cosa, sin embargo, si dejas de ir al gimnasio tu cuerpo resentirá los efectos. Si dejas de ir a entrenar lo más seguro es que…

 Si dejas de ejercitarte pierdes la condición física

Debes reconocer que al ir al gimnasio o hacer ejercicio de manera regular, tu cuerpo adquiere diversas habilidades. Entre ellas se encuentran la resistencia, flexibilidad y la energía en general que tu cuerpo gana. Por eso, si abandonas tu rutina perderás todas esa habilidades, Es más cuando quieras regresar al gym te costará más trabajo que antes.

 Tu cuerpo se volverá leeentooo

El ejercicio mejora en gran medida el funcionamientos de todos tus sistemas. Así mismo, acelera tu metabolismo por lo que puedes tener un ritmo de vida activo. Cuando abandonas el gimnasio tu cuerpo vuelve a su estado natural. Te vuelves lenta, tu sistema digestivo no trabaja adecuadamente y hasta te enfermas más seguido.

Tu ánimo decaerá

Si dejas el gimnasio comenzarás a sentirte más cansada que antes. También te irritarás con mayor facilidad. ¿Por qué? En general el ejercicio te ayuda a regular tus procesos hormonales. Además, durante la rutina liberas dopamina por lo que te sientes alegre, activa e inclusive feliz, ya que regula la motivación y el deseo. No obstante, cuando eliminas el ejercicio de tu vida tus hormonas se desestabilizan de nuevo y los cambios de humor son frecuentes. También es posible caer con más facilidad en la ansiedad y la apatía.

Incluso tu autoestima puede verse afectada

Cuando vas al gimnasio tu ánimo y tu cuerpo experimentan cambios agradables. Además, mes con mes comienzas a ver cambios que te hacen sentirte más confiada. Esa sensación no se compara con nada. Bueno, tal vez con la tristeza que pudieras sentir cuando ves a otras chicas fitness.

Este video te puede gustar