Dejar de comer chatarra no es tan difícil, el secreto está en ti

Dejar de comer chatarra parece una misión imposible. La tentación esta frente a nosotras más de tres veces al día. En todos lados hay una forma fácil y sencilla de hacernos de esas deliciosas golosinas. La comida chatarra supone un gran riesgo para nuestra salud, pero no por ello nos detenemos a pensar que comer hasta las migajas de la bolsa de papas que tenemos enfrente nos perjudica.

Sin embargo, parece que algunas investigaciones nos dan la clave para pensarlo dos veces antes de sucumbir ante una rebanada de pastel. 

El secreto para dejar la chatarra atrás

Las investigadoras Linda Hagen, Aradhna Krishna y Brent McFerran llegaron a la conclusión mediante estas cinco pruebas de que las personas tienden a comer más comida chatarra cuando la consiguen sin ningún esfuerzo físico. El estudio comprobó que es más fácil echarle la culpa a alguien más de ingerir comida chatarra cuando nos la ofrece, que cuando nos servimos nosotras mismas. Es decir, cuando tienes frente a ti un pastel, es mejor que tú cortes la rebanada, pues así asumes la responsabilidad por las calorías que ingieres y consumes menos. Cosa que no pasa cuando alguien corta tu rebanada y te da una porción mucho más grande. Este es el primer gran secreto para dejar de comer tanta chatarra. En vez de que alguien más te dé una porción, toma en tus manos la decisión de servirte con tus propias manos.

Los snacks más apetecibles hasta arriba

Deja los snacks más grasosos hasta arriba de tu alacena, de esta forma evitarás consumirlos cada vez que la abras. De hecho, es bueno que los escondas o los coloques en lugares extraños para que no tengas un fácil acceso a ellos.

“No” a ir al súper con hambre

Esta es una gran regla de oro. Cuando vas al súper con hambre, regresas con más de una bolsa de comida chatarra que no deberías tener en casa. Evita comprar grandes cantidades de este tipo de comida. Si se te antoja algo compra solo una porción. Es mejor dejar las tentaciones fuera de casa. De esta forma desistirás pronto de consumirlos pues tendrás que salir de casa por ellos.

Busca snacks bajos en calorías

Busca opciones bajas en calorías para darte un gusto de vez en cuando. La realidad es que esto no está mal, pero ten cuidado con tus porciones. Lo que está muy mal es que exageres en cuántas veces te vas a dar el gusto. De hecho, puedes darte solo un gusto a la semana para evitar caer en más tentaciones.

Inténtalo, dejar la comida chatarra no es tan difícil.  Mientras menos acceso tengas a ella se te va a hacer más fácil. Ánimo haz un poco de ejercicio para olvidarte de ella.

Este video te puede gustar