Deja de creer estas mentiras acerca de las ETS

Las enfermedades de transmisión sexual no son un juego, por eso debes protegerte con un anticonceptivo de barrera cada vez que tengas relaciones sexuales. Se trata de un asunto serio, pues una ETS no solo cambia tu vida sino la de tu pareja. No obstante, tampoco hay que asustarse. Deja de creer todos los mitos y mentiras acerca de las ETS. Recuerda que no hay mayor mal que la desinformación.

Solo los gays y las personas promiscuas las contraen

Uno de los mayores mitos y pilares de la discriminación es decir que sólo los homosexuales y las personas promiscuas las contraen. En este sentido las enfermedades no tienen nada que ver con la orientación sexual, sino con la protección. Es decir, con lo hábitos que cada quien tiene para cuidarse.  Es lógico pensar que una persona se contagiará de una ETS si nunca utiliza condón. Por otra parte, las amas de casa en relaciones monógamas podrían contraerlas. Por tanto, es necesario que sin importar dónde, cuándo y con quién estés, utilices condón o exijas a tu pareja (sí, lo exijas) y usen tiras de látex en el caso del sexo oral.

Deja de creer que son visibles

A menudo se piensa que las ETS presentan síntomas visibles como otras enfermedades. No obstante, existen diversas enfermedades que no presentan síntomas. Por eso, lo mejor es acudir a constante revisión. Acude con tu doctor cada seis meses para verificar que estás sana. De esa forma podrás detectar cualquier enfermedad y someterte al tratamiento adecuado.

 El sexo oral y anal no son prácticas de riesgo

Algunas personas creen que el sexo oral y anal no son prácticas de riesgo. Sin embargo, mediante contacto de este tipo se han contagiado muchísimas personas de una ETS. Del mismo modo debes protegerte tanto con condón como con tiras de látex. También es necesario que acudas a revisiones periódicas. Recuerda que ninguna práctica sexual está exenta de riesgos.

Este video te puede gustar