Deja de comer por pura ansiedad; es más fácil de lo que parece

Comer sano no significa que debas de morir de hambre en el intento. De hecho, una buena dieta debe enseñarte a comer de todo un poco en las porciones ideales. Deja de comer por pura ansiedad y comienza a recibir una nutrición más saludable.

Cuéntame cuántas veces al día pasas frente al refrigerador esperando encontrar algo que comer. Así es cómo terminas picando poco a poco comida extra que te hace engordar y puede llegar a ser dañina para tu salud. Comer por pura ansiedad te puede llevar a enfermedades desastrosas, como la diabetes, o peor aún, insuficiencia renal.

Mantente ocupada

La ansiedad empieza a atacar cuando no tenemos nada que hacer, o bien cuando tenemos mucho que hacer. No te des la oportunidad de rondar una y otra vez por la cocina. Busca algo para entretenerte. Quizás leer un poco o bien salir por aire fresco. Una mente estresada no es productiva y menos cuando dejas que el estrés domine algo tan básico como el apetito. No le des a la comida el poder de dominarte.

Deja de picar

Ingerir un snack saludable es muy diferente a llegar a la cocina y hacerte un tentenpié por mero capricho. Mantén alerta tu metabolismo sin tener que picar una y otra vez la comida. Si continúas picando, solo conseguirás subir de peso en muy poco tiempo. Calma tu ansiedad, antes de ir por un platillo o preparártelo piensa si realmente tienes hambre. Mientras lo piensas te aseguro que se te va a ir el hambre si no la tienes. Todo está en controlar tus emociones y darle razones a tu cerebro para no hacerlo.

 Toma mucha agua

Nada de alcohol ni de otras bebidas energéticas que contribuyan a tu ansiedad. Bebe agua simple. Muchas veces la deshidratación se disfraza de hambre. Antes de ir a comer por pura ansiedad, recuerda cuánta agua has consumido hasta ahorita. Probablemente solo sea sed lo que está haciendo que ingieras alimentos de más.

Tentenpiés saludables

Por otra parte, consumir tentenpiés saludables puede ser la mejor opción para detener la ansiedad. Nunca será lo mismo recurrir a un plato de verduras, que a una bolsa de papas fritas. Asegúrate de llevar algunos snaks saludables para sustituir cualquier antojo que tengas en el día.

Liberate del estrés

Es simple y te ayudará en más aspectos de los que tú crees. Haz un poco de ejercicio para liberarte del estrés y combatir la ansiedad. No hay nada mejor que una buena sesión de ejercicios para tonificar tus músculos y tener una vida más relajada.

Este video te puede gustar