Curiosidades que todas debemos conocer sobre nuestra zona íntima

Nuestra zona íntima debe ser cuidada y amada. No solo sirve para que tengamos bebés. Es importante que dejemos en claro que nuestra vagina y nuestra vulva no son lo mismo. Cada una tiene una función única e importante. Así que si de verdad quieres conocer tu cuerpo, aprende a diferenciar esas zonas.

Vulva y vagina

  • Vulva. Se forma por los órganos genitales externos del cuerpo femenino. O sea, se conforma por el pubis, clítoris, labios menores y mayores, también abertura uretral y de la vagina.
  • Vagina. Forma parte de los órganos internos de la mujer. El útero, las trompas de Falopio y los ovarios. Por este conducto se conecta la vulva hasta el útero.

¿Qué le puede pasar a nuestra zona íntima?

  • Acné, ¡auch! Aunque no lo creas, en la vagina también pueden salir pequeños brotes de acné. Los bultitos pueden aparecer en los labios o cerca del orificio vaginal. Duele, sí, pero es más común de lo que crees. Es mejor usar ropa de algodón, para que la zona ventile y así su aparición no sea una pesadilla.
  • Es un espacio cerrado. Seguro has escuchado que si se te va un condón dentro es algo malo. Sí te dará un buen susto, pero tranquila, pues el tope de la vagina es el cuello del útero. Así que no pasará nada de ahí, bueno, sólo los espermatozoides.
  • Nuestra zona íntima puede llegar de varias formas al clímax. Hay mujeres que sólo llegan por medio del clítoris. Otras por la penetración. Puede ser que disfrutes del orgasmo de las dos maneras o sólo de una, no te traumes.

Cuidemos y amemos nuestra zona íntima

La vagina puede oler de forma diferente, dependiendo lo que comemos. Algunos alimentos fuertes como el café, cebolla y ajo alteran su olor natural. El cambio es transitorio, pero si notas que no pasa y a eso se le suma flujo de color o textura extraña, debes ir al médico. Es probable que se trate de alguna infección.

Este video te puede gustar