Cómo cuidar a tu mascota durante el invierno

La época invernal es una de las más complejas en todos los aspectos, principalmente para tu mascota. Hay animalitos más friolentos que otros y su mecanismo que regula la temperatura se debe ajustar. Sin embargo, a ciertas edades nuestros compañeros de cuatro patas son más vulnerables. Para darle los cuidados necesarios y evitar complicaciones te comparto lo siguiente.

No permitas que el frío dañe a tu mascota

Al igual que en los seres humanos, los más vulnerables ante los cambios de temperatura son los cachorros y los animales de edad avanzada. Tienen mayor sensibilidad a las bajas temperaturas porque su sistema de regulación térmica es deficiente. Incluso una leve exposición al frío puede causarle daño severo  a tu mascota.

Lugar adecuado

Debes prestar atención al lugar en el que tu perro vive o dónde pasa la mayor parte del día. Si tu mascota está en el patio o jardín, encárgate de darle una casa para perro o un lugar específico en donde se resguarde del clima frío o ventoso. Si lo deseas, puedes acondicionar el lugar con una cobija o tapete para que mantenga el calor. Es importante que estés consciente de la edad de tu animal de compañía. Si ya es adulto, lo mejor será que esté dentro de la casa.

Alimentos y agua

Los animales, al igual que nosotros, nos hacemos más sedentarios en la época invernal. Una buena alimentación le proporcionará las calorías necesarias para que tenga energía y pueda soportar el frío. Tampoco exageres en alimentarlo porque sólo ocasionarás que se ponga obeso. El agua fresca es básica, para que no deje de hidratarse. No dejes de ponerle suficiente agua durante el día, sin importar si hace frío o no.

Ejercicio

El frío nos hace perezosos y a las mascotas también, pero no todas las mascotas son así. Algunas incluso con frío, siempre están activas y buscando con qué o quién jugar. Si vives en un lugar donde nieva, también puedes hacer actividades recreativas con tu mascota en el exterior. No olvides que siempre es recomendable que se ejercite 30 minutos al día (sí, igual que y tú). De este modo gastará su energía y no atacará tus muebles.

Festejos navideños

Las cenas navideñas son el mejor festín para nosotros y para las mascotas. Mucho cuidado si decides darle alguna prueba del delicioso banquete. Los huesos de pavo, el chocolate o pescado, son peligrosos para ellos. También debes tener cuidado con los adornos, pues a los perros, por ejemplo, les atraen las luces del árbol. Podría querer correr hacia ellos y morderlos. Si vas a dar o a recibir una mascota de regalo, piensa en la responsabilidad que implica. Muchos perros terminan en albergues o abandonados porque no se acepta el compromiso de cuidarlos.

Fuegos pirotécnicos

Sabemos que, al menos en Año Nuevo, los fuegos pirotécnicos son parte de espectáculo. Lo mejor será que mantengas a tu mascota dentro de casa para que no se asuste demasiado.

Este video te puede gustar