Cuidados que debes tener al viajar si estás embarazada

Estar embarazada no es un obstáculo si planeas salir de viaje de negocio o de placer. Para viajar si estás embarazada solo necesitas el sí del médico. Es preciso el consentimiento del especialista porque existen algunas condiciones de riesgo que conviene evitar. Entonces, consultar al especialista durante esta etapa de tu vida es super importante. Si ya tienes la autorización de tu doc, aquí te dejo algunos cuidados extra para que disfrutes tu viaje con total tranquilidad

El mejor momento para viajar

Como ya sabes, estar embarazada tampoco es miel sobre hojuelas. El mejor momento para viajar depende de cómo te sientas. A muchas chicas les parece buena idea viajar durante el segundo trimestre, porque ya no hay tantas molestias, como las náuseas matutinas. En esta fase tampoco estás tan cansadas ni sientes tanto sueño como al inicio del embarazo. Es un buen momento para moverse con facilidad. El segundo trimestre tiene la ventaja de que aún puedes trasladarte sin problemas. Es mejor que esperar a los últimos meses cuando ya es más complicado caminar, sentarte y moverte. Otra ventaja del segundo trimestre es que hay menos probabilidades de tener una emergencia, como un aborto espontáneo o un nacimiento prematuro.

Cosas que tienes que checar sí o sí

Algunas circunstancias están fuera de tu control. Debes saber que alguna aerolíneas cuentan con un límite de meses para permitir el viaje a una embarazada, además de la autorización médica. Averigua estos datos para que no haya sorpresas:

  • Consulta a la aerolínea si estipula fechas límite de viaje. Normalmente todas permiten viajar hasta la semana 36 de embarazo.
  • Consulta si tu seguro tiene cobertura durante el viaje que estás planeando. Salir con un seguro medico es super importante.
  • Averigua si hay buena atención médica en el destino de tu viaje.
  • Lleva a la mano tu historial médico, el teléfono de tu médico de cabecera , vitaminas prenatales y los medicamentos que necesites para viajar segura.
  • Consulta si al lugar al que vas existe alguna enfermedad contagiosa. En algunos casos tendrás que recurrir a las vacunas. Consulta a tu médico, siempre es mejor ir a lugares en los que no corras tantos riesgos.

Conserva tus energías

El embarazo no es excusa para no tener una buenas y bonitas vacaciones. Para gozarlas ten paciencia, tu energía no será la misma de siempre y debes estar consciente de esto. Un baño relajante, una siesta y poner los pies en alto un rato ayudarán a que tu viaje sea mucho más placentero. Además, asegúrate de comer y beber agua suficiente. Traer algunos tentempiés en tu bolso es de suma importancia para evitar mareos y deshidratación.

No hay razón por la cual estando embarazada no puedas disfrutar de viajar.

Este video te puede gustar