Cuidados que debes tener si tu embarazo es de algo riesgo

Cada mujer vive la maternidad de una manera distinta. Algunas no presentan náuseas, fatiga ni retención de líquidos, pero otras sí e incluso tienen un embarazo de alto riesgo. Si este es tu caso, aquí te digo cuáles son los cuidados que debes tener.

Embarazo de alto riesgo

Se llama embarazo de alto riesgo a aquel que tiene más posibilidades de complicaciones, tanto para la madre como para el bebé. El monitoreo durante la gestación, el parto y la recuperación, que suele durar entre cinco y seis semanas, debe ser estricto y controlado para evitar riesgos. Baby Center indica que el término alto riesgo se puede aplicar a varias condiciones de salud y circunstancias que afectan el embarazo, como la diabetes gestacional, VIH, obesidad y preeclampsia.

Medidas a tomar

Un embarazo de alto riesgo significa que tienes que recibir cuidados extras, a fin de que tengas una gestación sana. Y de acuerdo con Baby Center y Web Consultas Healthcare, los principales cuidados que debes tener son los siguientes:

  • Acude a todos tus citas médicas. El correcto cuidado prenatal te ayudará a detectar complicaciones y a tratarlas adecuadamente y a tiempo.
  • Hazte las pruebas que te recomienden tus doctores. Seguir sus instrucciones aumenta las probabilidades de evitar complicaciones.
  • Toma suplementos con ácido fólico, yodo y otras vitaminas, tal como te lo indique tu médico. Los médicos sugieren el ácido fólico, por ejemplo, para evitar que el feto presente espina bífida.
  • Lleva una dieta equilibrada. Consume alimentos que fortalezcan tu organismo, ya que éstos igual nutrirán a tu bebé.
  • Evita ambientes nocivos. No acudas a lugares donde haya humo de tabaco ni fármacos o tóxicos con potencial para producir malformaciones en el embrión o feto.
  • Descansa lo necesario. Limita el exceso de actividad física, así como de reposo.
  • Antes del parto, acude a una revisión médica. De esta manera puedes minimizar el riesgo, ya que en casos de malos antecedentes obstétricos pueden necesitarse pruebas específicas, como estudios genéticos y pruebas de coagulación y grupo sanguíneo.

Este video te puede gustar