El cuidado de tus dientes durante el embarazo

Cuando recibes la noticia de que estás embarazada eres la mujer más feliz del mundo. Decides cuidar tu físico y cada aspecto de tu vida por el bien de tu bebé y el tuyo. Sin embargo, pocas veces te acuerdas de tus dientes. Estos también son importantes, pues justo en estos meses son más vulnerables a sufrir daños.

Cuida tus dientes

La salud bucal es muy importante, y el embarazo es una etapa en la que debes poner mucha atención a tus dientes y encías. En el embarazo la flora bacteriana se modifica por las señales que envían las hormonas, haciendo que la boca sea más propensa al sarro y las bacterias. Hay casos en los que las encías se inflaman, y aunque a veces no pasa de eso, en otras ocasiones se abultan demasiado y el dolor es insoportable.

Gingivitis

Es una infección frecuente en las embarazadas. Se caracteriza por la inflamación y sangrado de las encías. Su aparición se debe a la placa bacteriana que se queda acumulada mucho tiempo en la boca. Los principales factores de riesgo son la edad avanzada, el tabaquismo y la diabetes. Para evitar riesgos, es importante acudir con el dentista para que la salud de tus dientes no corra peligro. Toma en cuenta que hormonas como la prolactina o los estrógenos influyen en tu organismo, provocando que la placa bacteriana actúe de manera agresiva en tu boca.

Cuidados en el embarazo

Debido a los cambios hormonales que ya te mencioné, es muy importante que no bajes la guardia en esta etapa. Los cuidados son los que ya conoces. Debes cepillar tus dientes después de cada comida, pasar un hilo entre los dientes, usar enjuague bucal y aplicar flúor. Cambia tu cepillo continuamente si las encías te sangran seguido. La alimentación también es importante para tener dientes sanos. Evita el azúcar y opta por consumir más lácteos y proteínas.

No dejes de acudir al dentista cada seis meses para que verifique que tus dientes están en buen estado. Al hacerlo, evitarás molestias y sangrado en cualquier etapa de tu vida.

Este video te puede gustar