¿Cuánto ejercicio debes hacer para mantener tu peso?

Cuando una persona decide hacer ejercicio es principalmente por dos razones: cuidar su peso y tener un buen estado de salud. Si deseas mantener tu peso sabes que debes seguir una dieta saludable, hacer suficiente ejercicio y tener mucho compromiso.

Mucho ejercicio

Por lo regular, piensas que hacer ejercicio es la mejor salida para tener un cuerpo en buenas condiciones. Hay muchas opciones entre las que puedes elegir la que más se adapte a tus necesidades para mantener la buena salud. Sin embargo, ten cuidado si piensas que hacer solo entrenamiento agresivo de alta intensidad o cardiovascular es lo indicado. Créeme, a veces no es la mejor alternativa para sentirte bien.

Hormonas liberadas

Hacer ejercicio provoca sobreexcitación, que por consiguiente hace que el cuerpo libere más hormonas. Una de ellas es la CRH, que aumenta la permeabilidad de la pared intestinal, los pulmones y la piel. Por otro lado está el cortisol, el cual causa desgaste y envejecimiento, además de alterar las uniones entre las células. Si tienes mala regulación del sistema de control de CRH y del cortisol, debes reducir el entrenamiento para poder sanar. Debido a eso, podría decirse que la pérdida de peso es relativa. Quizá lo consigas, pero pones en riesgo otras áreas de tu cuerpo.

Cantidad de ejercicio

El ejercicio en exceso es malo, pero también la inactividad. No realizar actividad física hace que el sistema inmune se dañe, teniendo como resultado estrés y fallas en el ritmo circadiano. Por el contrario, hacer ejercicio excesivo sin la recuperación adecuada, afecta el sistema de respuesta al estrés, causando problemas en el sistema inmune y en el intestino. Lo ideal es hacer ejercicio 20 o 30 minutos al día, cuatro veces a la semana. Yoga, pilates o barra son opciones que estabilizan los niveles de cortisol, mantienen tu peso y tonifican tus músculos.

Cómo mantener tu peso

  • Muévete. Hazlo menos tiempo, pero más veces al día. Puedes practicar levantamiento de talones mientras hablas por teléfono. Después de ir al baño puedes hacer 12 flexiones. Lo importante es que incorpores movimientos durante el día en lugar de efectuar una sola disciplina.
  • Entrenamiento en ráfaga. Corre de manera intermitente y alterna con trote. Levanta pesas por un minuto y luego descansa otro minuto. También conviene tener a la mano una bebida de recuperación. La fórmula sugerida es de 20 gramos de proteína más 7 gramos de carbohidratos.
  • Descansa. Es importante dormir de siete a ocho horas diarias para que el cuerpo se recupere. Dormir limpia al cuerpo de toxinas y rejuvenece las células.

Este video te puede gustar