¿Crees que el tamaño de tus boobs influya en la lactancia?, ¡descúbrelo!

El tamaño de los senos, por mucho tiempo, ha sido uno de los temas de más interés entre las mujeres. Por cuestiones estéticas, muchas chicas creen que los pechos grandes son los mejores para atraer hombres. Pero, ¿has pensado qué resulta mejor a la hora de amamantar?

¿El tamaño de las bubis realmente importa?

Desafortunadamente vivimos en un mundo en el que la apariencia es lo más importante. Debido a esto, muchas mujeres deciden operarse el busto con tal de tener uno más “voluminoso”. Sin embargo, cuando se convierten en madres, no se ponen a pensar si el tamaño afectará la lactancia.

La mayoría de mujeres poseen un busto pequeño, pero eso no representa un problema a la hora de amamantar ya que el pecho crecerá lo suficiente para poder alimentar al bebé.

Cualquier mujer puede amamantar

Si tienes senos pequeños tranquilízate, eso no será impedimento para que puedas alimentar a tu bebé. Confía en tu cuerpo y en la naturaleza, son muy sabios. El tamaño NO influye para nada en la lactancia. Unos senos más grandes no producirán más leche, ni unos más pequeños producirán poca. Más bien depende del tejido graso y no de la glándula mamaria. La cantidad de leche que una mujer produce depende de las células productoras que tenga en su organismo. Los conductos de leche son los mismos en todas las mujeres.

Las necesidades del bebé determinan la producción de leche

La cantidad de leche que reciba el bebé se relaciona más a las necesidades que él tenga. La madre producirá en condiciones normales la cantidad de leche que demande el bebé. Entre más succión exista, habrá más producción de leche. En caso contrario, si el bebé mama poco, la producción de alimento será menor, reduciendo además el tamaño de los senos.

Despreocúpate si tus senos son pequeños, el tamaño jamás afectará la producción de leche.

Este video te puede gustar