Hacer crecer tus pompis no está resultando como esperabas

Corre el rumor de que puedes hacer crecer tus pompis con ejercicio… Afortunadamente este rumor es una realidad. Sin embargo, después de llevar varios meses en el gym, sigues sin ver resultados contundentes. ¿Qué es lo que está pasando?

La genética cuenta mucho

Es muy cierto que las mujeres afortunadas que nacieron con un cuerpo mesomorfo tienden a ganar gran cantidad de músculo en poco tiempo. Las mujeres que tienen muy poca pompi van a tardar un poco más en conseguir mayor volumen y tonificación del área. Sin embargo, no es imposible, si llevas más de dos meses trabajando la zona sin ver resultados, es probable que algo falle en tu entrenamiento.

La conexión con tus pompis

Si eres nueva en este rollo del ejercicio, debes saber que el movimiento no lo es todo. La conexión de neuronas que tienes es lo que vuelve un simple movimiento en “el movimiento”. ¿A qué me refiero? Cuando estás haciendo tus ejercicios de pompi debes apretarlas lo más que puedas. Para saber qué tanta conexión tienes con estos músculos puedes intentar apretar tus glúteos lo más que puedas, luego intenta apretar solo uno. Muchas veces este tipo de conexión es muy poca o nula. Con el tiempo lograrás tener una mejor conexión con esta parte de tu cuerpo. Esto ayudará enormemente a incrementar el trabajo para hacer crecer tus pompis.

Cuida otros aspectos de tu rutina diaria

De nada sirve que hagas pompi todos los días. Una buena rutina debe ser equilibrada para que todos los músculos de tu cuerpo trabajen a la par. Aumenta el peso de tus pesas, no vale la pena que hagas cientos de repeticiones si no te están costando esfuerzo. Esfuérzate para cumplir tus objetivos. Hacer crecer tus pompis requiere algo de tiempo. Además, es preciso vigilar otros aspectos, como tu alimentación que es de suma importancia para un buen régimen deportivo.

Este video te puede gustar