Correr o hacer ejercicio en ayunas es ¿buena o mala idea?

Con tantas personas haciendo ejercicio últimamente, existen muchas opiniones contradictorias al respecto. ¿Deberíamos hacer ejercicio en ayunas? ¿Es una buena opción? Pues esto depende de lo que busques. En función de tu objetivo la respuesta va a variar.

Correr o hacer ejercicio en ayunas

Para empezar, debemos aclarar que no es lo mismo un ayuno de 8 horas que de 16. Las dietas de moda provocan que la dinámica del ayuno por la mañana no nos ayude a tener buenos resultados. Si tienes pensado levantarte e ir al gym o ir a correr en ayunas, la noche previa debes ingerir una cena decente. Me refiero a que debes cenar proteínas, carbohidratos y un poco de grasa. Esto, claro, sin excederte, ya que demasiada comida no te dejará dormir. La idea de hacer ejercicio en ayunas es que tengas las reservas de glucógeno entre 70% y 80%. Así que puedes entrenar con un ayuno de 8 horas sin problema; es decir, que puedes hacer ejercicio con confianza si es lo primero que harás por la mañana. No debes excederte pues el ayuno se prolonga si decides hacerlo hasta las 12 p. m. y en este caso tu cuerpo ya no tendrá las mismas reservas que a las 7 u 8 de la mañana. Ahora hablemos de los pros y contras de ejercitarte en ayunas.

Pros y contras

Contras

  • Después de permanecer en  ayuno se aumenta la degradación proteica. Para evitar que esto te pase deberías tomar una buena proteína terminando tu ejercicio. Esto solo si realmente te esforzaste en velocidad o fuerza.
  • Si no cenaste adecuadamente, las reservas de glucógeno no serán las mejores, esto puede provocar que tengas un trabajo de menor calidad o que te marees al ir al gym.
  • Si estás exagerando con tu dieta y te animas a hacer ejercicio en ayunas, solo debilitarás tu sistema inmune.

Pros

  • Tu sistema hormonal responde mediante mecanismos que aumentan la oxidación de grasas.
  • Te ayuda a adaptarte a la falta de glucógeno, esto es ideal para las chicas que buscan competir.
  • Te ahorras una increíble cantidad de tiempo. El problema de muchas chicas es tener que comer algo antes de llegar a entrenar y esperar la hora correspondiente para no sentirte pesada. Este problema se acaba si ayunas por las mañanas.

El ayuno para lograr tu objetivos

Como te contaba al principio, ayunar puede ayudar o no a tus objetivos. Si tu objetivo es trabajar la fuerza o velocidad, el ayuno no será tu mejor aliado. El entrenamiento de alta intensidad en ayuno es una pérdida de tiempo ya que no rendirás de la misma forma. Por otra parte, si lo que buscas es perder grasa o aumentar tu resistencia, el ayuno definitivamente es para ti. No tiene que ser tu objetivo de todos los días, con solo dos o tres veces a la semana podrás sacarle el mejor provecho. Solo recuerda que para que esto suceda debes entrenar largo y suavemente en ayunas sin excederte de calorías el resto del día, si no, el esfuerzo será en vano.

Este video te puede gustar