Cómo convertirte en una runner en pocos pasos

Todo runner comenzó siendo principiante, sin idea de lo genial que sería correr en este mundo. Si crees que necesitas un milagro para lograrlo ¡te equivocas! Hoy comparto los pasos para iniciar esta nueva etapa de tu vida. Ser una runner puede cambiarte para siempre y créeme, será para bien.

Desentume tu cuerpo

Si no haces nada de ejercicio entonces no podrás llegar tan lejos. Tu cuerpo no está acostumbrado al movimiento físico y comenzar de golpe va a lastimarte. ¿Te encuentras en esta etapa? Para solucionarlo te recomiendo que camines tramos cortos y después vayas aumentando. Es un ejercicio muy sencillo y al cual te adaptarás rápidamente. Por ejemplo, después de salir de la escuela o por las tardes, camina de tu casa a un parque que se encuentre a unas seis cuadras. Después, hazlo hasta 12 cuadras, y así sucesivamente. Otra opción es caminar en un parque y darle la vuelta al menos tres veces. Es cuestión de que tus piernas se adapten, los primeros días te dolerán, pero después ni lo sentirás.

Necesitas una revisión médica

¿Por qué? Toda runner debe estar consciente de su salud física. Es necesario una revisión médica para corroborar que no tengas enfermedades cardiacas o alguna alteración que te lo impida. Sobre todo si eres mayor de 40 años, porque es cuando se presentan más padecimientos.

Empieza por caminar

Una vez que has acostumbrado a tu cuerpo a la actividad física y visitaste al médico, es momento de caminar como parte de tu rutina runner. Es muy parecido a correr, porque tonifica tus músculos y aumenta tu pulso cardiaco. Sin embargo, no debes detenerte a observar el paisaje, porque no podrás pasar al siguiente nivel que es correr. Camina a un ritmo ligero y continuo. Después de varias semanas puedes comenzar a trotar.

Ten un diario

Es una buena idea anotar todos los pasos que has dado, tus avances y cómo sientes tu cuerpo desde que empezaste a caminar. Cuando seas toda una runner, verás realmente en cuánto tiempo has cambiado.

Este video te puede gustar