Consejos útiles para practicar yoga al aire libre

Si ya has practicado yoga, seguramente te han entrado ganas de tomarte fotos en el exterior o simplemente ir a relajarte un poco  haciendo tus asanas en un lugar más verde. El yoga al aire libre puede ser muy liberador. Si tienes curiosidad de practicarlo, aquí te dejo algunos consejos útiles para no morir en el intento.

Espera a tener un poco de práctica

El yoga puede ser maravilloso, pero hacer las asanas de forma incorrecta puede ser peligroso. La figura del cuervo puede llevarte a la sala de emergencias en pocos minutos. Así que si pretendes practicar al aire libre esperar un tiempo para que tengas un poco más de práctica en esta disciplina. Otra opción es que te integres a una clase al aire libre. No corras ansias, el yoga se disfruta más cuando se explora poco a poco.

Tómate el tiempo que necesites

Hacer yoga al aire libre no vale la pena si lo haces con prisa. Dedica por lo menos hora y media a practicarlo correctamente. Tómate el tiempo necesario para poder meditar y dedicar la sesión a algo que valga la pena. No corras prisa. Busca posiciones fáciles y respira profundamente.

Aprovecha las salidas al bosque o a la montaña

Si vas a salir de viaje de fin de semana con tu familia, tu novio o tus amigas, aprovecha para llevar tu tapete de yoga y sacarlo por las mañanas o las noches. El yoga se puede disfrutar a cualquier hora. Además, te ayuda a a relajarte. Es una excelente forma de tener un fin de semana super sano, fuera de casa.

Siempre lleva tu mat

Se puede hacer yoga sobre el piso, pero nunca será lo mismo que con un mat. No dejes que tus rodillas sufran de más con el asfalto o sobre el pasto. El mat no solo te protege de las irregularidades del piso, de hecho te ayuda a que no te resbales sobre este.

¿Te gusta practicar yoga en contacto con la naturaleza?

Este video te puede gustar