Consecuencias de practicar running en exceso

Es cierto que llevar una vida fitness es algo muy recomendable para las personas. Sin embargo, para todo en la vida existe un límite, por eso es recomendable que no te sobrepases. Si eres de las chicas que realizan demasiado ejercicio pensando que es lo mejor, podría traerte graves consecuencias. Por ejemplo, las secuelas de hacer running en exceso son preocupantes. Toma nota.

Agotamiento extremo

Para comenzar, una de las consecuencias que conlleva el running en exceso es el agotamiento. Es suficiente con hacer cardio una hora al día. De esa manera incrementas tu nivel de resistencia, quemas grasa e inclusive proteges a tu corazón. Sin embargo, realizarlo durante más tiempo puede agotarte hasta el extremo, y como consecuencia, sufrir un desmayo. Es mejor tener una rutina de entrenamiento establecida. Recuerda que cada modificación de la misma debe estar supervisada por tu entrenador.

Lo creas o no, te conduce al estrés

No se trata del estrés emocional, sino que tu cuerpo comienza a ponerse rígido. También te sientes agotada y con mucho sueño. Este estrés te dificulta continuar con tu rutina y provoca que te esfuerces un poco más cada vez. Como puedes darte cuenta, se trata de un ciclo en el que vas sintiéndote peor. Para evitarlo, escucha siempre a tu cuerpo, de ese modo evitarás lesiones.

Favorece el envejecimiento prematuro

Existen diversas formas en las que el running puede lastimar tu cuerpo. La primera de ellas es que tu oxigenación aumenta. Al inicio no parece algo malo, pero piensa que más radicales libres entran en tu organismo. Esto favorece al envejecimiento prematuro. Otra de las consecuencias es que tus articulaciones se desgastan más rápido.

Recuerda: hacer running no es malo, el problema es excederse.

Este video te puede gustar