Conoce qué es el índice glucémico y para qué sirve

El índice glucémico se creó en los años 80. Esta medida surgió a partir de que los profesionales en el área de nutrición se dieron cuenta de que los alimentos producen una elevación de glucosa en la sangre distinta, aunque tengan la misma cantidad de carbohidratos. Por esa razón se estableció una escala de valores para determinar qué tanto eleva la glucosa en la sangre cada alimento. Conocer este valor sería de ayuda para elegir los alimentos de manera más adecuada.

La importancia del índice glucémico de los alimentos

Es importante que lo conozcas porque la elevación de glucemia desencadena la secreción de insulina. Una elevación brusca de la insulina puede desencadenar cansancio, debilidad, falta de concentración y apetito por las cosas dulces. Consumir alimentos con un índice glucémico es un trabajo excesivo para tu páncreas, órgano que segrega insulina. Esto provoca un agotamiento en el cuerpo que puede terminar en diabetes. Además, comer demasiados alimentos con estas características favorece a la inflamación crónica que es la base de enfermedades cardiovasculares y trastornos neurológicos. Por esa razón se sugiere evitar el consumo excesivo de alimentos de alto contenido glucémico.

Una rebanada de pan blanco eleva más el azúcar que una de fibra

La fibra que contiene un alimento ayuda a que este tenga una digestión más lenta en tu estómago. Mientras más fibra posee un alimento, más lento lo digiere tu cuerpo. De hecho, existe otra cosa que aumenta el índice glucémico y esa es cocinar algunos alimentos. Por ejemplo, la absorción del azúcar de una zanahoria es mucho más rápida cuando está cocida. Además, la grasa y las proteínas ralentizan la absorción de los azúcares ayudando a crear un equilibrio. Por esta razón siempre se insiste en seguir una dieta variada que incluya alimentos de los distintos grupos.

Una vida más saludable

Conocer el índice glucémico de los alimentos te ayudará a llevar una vida más saludable. Aquí te dejo algunos tips que seguro ayudarán en tu día a día.

  • Evita el consumo de alimentos con un alto grado de azúcar. Deja fuera de tu dieta refrescos, bollos, pan, dulces, jugos de frutas, papillas, vino, miel, alimentos fritos, harinas refinadas, y en general toda la comida procesa, rápida y chatarra.
  • Ingiere frutas con cáscara y muchas verduras en tu dieta diaria.
  • Elige los alimentos ricos en proteínas, mientras más magros mucho mejor.

Finalmente, no olvides que conocer el índice glucémico nos ayuda a tener una vida más saludable.

Este video te puede gustar