Conoce las formas no tradicionales de dar a luz

No hay nada más emocionante durante el embarazo que cuando llega tu bebé. El momento de dar a luz puede ser el más estresante de esta etapa, pero también el más especial, ya que al fin vas a poder ver la carita de tu hijo. Aunque debes saber que hay varios tipos de partos. Aquí te dejamos los menos tradicionales, pero que con el tiempo se han ido poniendo de moda.

Parto en el agua

Es una de las alternativas que más interés despierta en las mujeres embarazadas, por su sencillez y rapidez. Se dice que nacer bajo el agua ahorra tiempo, dolor y traumas innecesarios, tanto para el bebé, como para la madre. El contacto con el agua es relajante y disminuye las tensiones de un trabajo de parto. Esto se puede realizar en hospitales que cuentan con las instalaciones necesarias o en casa. Además, es preciso contar con el apoyo y cuidados de expertos.

Dar a luz en casa con asistencia

Cada vez son más las mujeres que deciden dar a luz en casa. La razón es que aseguran sentirse en un ambiente más amigable para ellas. Además, de que se  encuentran en sus casas más seguras y libres. Este tipo de parto suele ser doloroso, ya que no cuentan con anestesia de ningún tipo. Esta forma de parto se caracteriza por ser tardada, puede tomar hasta 12 horas de labor.

Al natural con silla de parto

Es un método un poco anticuado que ha vuelto en estos últimos años. Las sillas son de patas muy cortas y por lo tanto bajas, eso hace que la mujer esté en cuclillas. En esta postura, las madres cuentan con la ayuda adicional de la fuerza de la gravedad, acelerando el parto. Aunque esta técnica tiene un inconveniente. La presión tan fuerte que ejerce la cabeza del feto sobre la pelvis de la madre en esa postura puede producir desgarros serios en la zona del perineo. Por lo tanto, implica una recuperación lenta y dolorosa para la madre.

Clínicas para partos naturales

Su misión es controlar el dolor durante el parto como si de una acupuntura natural se tratara. Los métodos que utilizan son:

  •  Posturas: se hace un estudio a las futuras madres sobre cómo está colocado el bebé y en relación a esto utilizan la postura que les puede resultar más cómoda y menos dolorosa.
  •  Masajes relajantes para la madre y el bebé.
  •  Música relajante para crear una ambiente amable y relajado.
  •  Imágenes relajantes.
  •  Métodos de calor y frío para ayudar al cuerpo a adaptarse a los cambios por los que atravesará.
  •  Respiración para calmar los dolores y ansiedad.
  •  Tens (electrosimuladores). Durante el parto a la embarazada se le dice que repita una palabra, suele ser “om”.

Este video te puede gustar