Conecta con tu mente cuando te sientes adolorida al hacer ejercicio

Hace poco descubrí que la conexión mente-músculo funciona para trabajar una zona específica de tu cuerpo. ¿Qué debes hacer? Pensar en esa zona que quieres mejorar y poco a poco notarás resultados. Parece una locura, pero está 100 % comprobado. Si quieres saber más, lee esto. Sin embargo, también está comprobado que cuando te sientes adolorida al hacer ejercicio, no debes ponerte atención a esa zona. Te cuento.

Enfócate en tus músculos si…

  • Estás iniciando una nueva rutina o ejercicio. La conexión mental ayudará a que hagas bien el ejercicio y notarás mejorías desde el primer día.  Así dominarás los movimientos en menos tiempo de lo que imaginas.
  • Si tienes una lesión o no logras concentrarte, piensa en algún músculo que quieras fortalecer. Imagina que lo contraer, tu cerebro es más poderoso de lo que imaginas. Si piensas que estás flexionando X parte de tu cuerpo, lo lograrás sin tanto problema.
  • Al hacer algún entrenamiento rápido. Piensa que la calidad importa más que la cantidad. Si vas a hacer una rutina rápida, concéntrate en la zona que estás trabajando.

Enfócate en algo más

  • Si vas a cargar mucho peso haciendo pocas repeticiones, enfócate en mover el peso, no tus músculos. Así logras tu objetivo sin morir en el intento.
  • Cuando estás cansada, pero vas a hacer ejercicio, notas que no tienes la misma energía. Enfócate en escuchar tu música favorita, eso hará tu tarea más sencilla y divertida.
  • Si estás adolorida, enfócate en tu respiración. También sirve que fijes tu mirada en un punto del sitio donde estás (pared, techo, piso, cualquier cosa, menos tu cuerpo). Así te concentrarás mejor. Eso sí, si la posición duele, deja de hacerlo, para evitar una lesión.

Es importante que no quieras iniciar de golpe una rutina muy fuerte. Ve poco a poco de acuerdo a tu nivel y necesidades. No olvides alimentarte bien y tomar suficiente agua.

Este video te puede gustar