Comportamientos tóxicos de los que eres culpable y tal vez no lo has notado

Es un hecho que todo ser humano tiene comportamientos tóxicos, pero en algunas personas son más evidentes que en otras. Incluso tú, que aseguras no ser mala onda contra nadie o cualquier cosa parecida, terminas haciendo algo que resulta tóxico para con los otros. Si no me crees, sigue leyendo. Hay ciertos comportamientos que evidentemente sacan nuestro lado más maligno en varias ocasiones.

Criticar

Todos juzgamos y eso no tiene nada de malo, lo malo es hacerlo todo el tiempo y con el afán de hacer sentir mal a los demás. Criticar se vuelve tóxico cuando no medimos nuestros pensamientos y los juicios que hacemos sobre los demás. La forma más clara de saber que estás cayendo en algo malo es cuando te comparas con los demás, cuando desacreditas a alguien o lo que hace. También cuando juzgas sin conocer toda la historia o simplemente porque a simple vista piensas que es una mala persona y ya le has catalogado así. Lo más importante, en este caso, es recordar que no todos van a hacer o pensar las cosas como a ti te gusta. Cada cabeza es un mundo y lo que a ti te puede gustar, a los demás no.

Ignorar momentos complejos

Hay quienes tienden a evadir situaciones difíciles o complejas porque no saben cómo enfrentar el fracaso o la frustración. Por ejemplo, cuando sientes que nadie está tomando en cuenta tu opinión, o notas que comienzan a pelear por un tema en específico optas por no dar tu punto de vista; no porque no lo tengas, sino porque crees que es mejor no decir nada al respecto. Si alguien está tratando un tema complicado, prefieres evadirlo o cambias de tema para no tener que hablar de esa compleja situación.

Como puedes ver, son cosas que hacemos de manera frecuente y muchas veces ya ni siquiera nos percatamos de ello. Cuida tu comportamiento, sólo es por tu bienestar.

Este video te puede gustar