Cómo y cuándo hablar con los niños sobre sexualidad

Una situación normal y que llegará tarde o temprano a tu vida como madre será cuando tus hijos te pregunten cosas sobre su cuerpo y el sexo. De hecho, quizá sea más pronto de lo que te imaginas, ya que los niños pequeños son muy curiosos. Por eso, te quiero dar algunos consejos para que puedas hablar con los niños sobre sexualidad sin crearles más dudas y con la mente bien abierta. Es momento de que te prepares para lo que viene.

Explicar a los más pequeños

Puedes hablar con los niños sobre sexualidad desde que ellos comiencen a preguntar. Podría ser a partir de los cinco o seis años, que es cuando ponen más atención a las diferencias entre mujeres y hombres, ya que comienzan a explorar el mundo gracias a su contacto con otros niños en la escuela. Evidentemente no vas a explicarles todo lo que sabes a esa edad. Basta con que les cuentes sobre las diferencias anatómicas que hay entre los géneros.

Investiga sobre el tema

Si lo único que sabes sobre sexualidad es lo que has aprendido con la experiencia, te recomiendo que investigues más sobre el tema. Conforme tus hijos vayan creciendo, van a tener más y más dudas; no quieres que crezcan desinformados, ¿o sí? Para eso será necesario que platiques con algún especialista que te aclare tus propias inquietudes. Así podrás hablar con los niños sobre sexualidad de la manera más clara posible.

Deshazte de los tabúes

Es momento de que te vayas haciendo a la idea de que en algún momento tendrás esa plática con tus hijos, así que será necesario que lo hables con naturalidad, tal como debe ser. El cuerpo humano es maravilloso y todos los procesos necesarios para su desarrollo son algo completamente normal. Si eres de aquellas personas que creen que hay que hablar con niños sobre sexualidad haciendo uso de metáforas de animalitos, tendrás que trabajar muchísimo. Una de las mejores maneras de hablar sobre el tema es hacerlo claramente, así no hay lugar a dudas.

No olvides que la salud y desarrollo de tus hijos es algo que no puedes dejar para después. Prepárate y conviértete en la mejor mamá.

Este video te puede gustar