Cómo tratar la resequedad vaginal, ¡no dejes que afecte tu zona íntima!

Para demostrar cuánto te amas, es fundamental que cuides tu cuerpo en todos los aspectos. Así como procuras tu piel o tu cabello, es importante que le prestes atención a tu zona íntima. Por ejemplo, si sufres resequedad vaginal podrías estar en graves problemas a la hora del sexo. Lo mejor será que tomes las medidas necesarias para prevenirlo.

Tu vagina habla

Cuando estás excitada tu vagina te manda señales, y cuando no lo estás, también lo deja en claro. Para que el sexo sea placentero y sin dolor, es importante que haya deseo sexual y lubricación. De lo contrario podría haber algunas molestias, tal y como lo señala un artículo publicado por The American Congress of Obstetricians and Gynecologist. Aunque no lo creas, una de cada tres mujeres tiene problemas de resequedad vaginal. En la mayoría de los casos sucede por los cambios hormonales que se hacen presentes con la menopausia. Al disminuir los niveles de estrógeno, la vagina deja de tener la lubricación necesaria.

No dejes que afecte tu zona íntima

Sentir dolor durante el sexo no es una opción, e intentar soportarlo únicamente hará que aborrezcas algo que no es malo. Si no quieres que la resequedad vaginal te afecte, hay ciertas cosas que puedes hacer al respecto. Recurre a las cremas en vez de lubricantes a base de agua para tener relaciones más satisfactorias. Los anillos de estrógeno también ayudan debido a que liberan una dosis constante de hórmonas en los tejidos vaginales. Para obtener mejores resultados debe ser colocado por un especialista. Comer soya también te ayudará, pues te aporta una sustancia llamada isoflavona, que tiene una acción parecida a los estrógenos. Todo esto favorecerá la generación de humedad en la vagina.

¡No permitas que la resequedad vaginal controle tu vida sexual!

Este video te puede gustar