Cómo tener un core esculpido sin hacer abdominales; ¡shhh, top secret!

Sinceramente, podemos dedicarnos toda la semana a hacer abdominales, planks, un poco de pilates y algo de yoga para lucir un abdomen de envidia. Sin embargo, estas no son las únicas formas en las que puedes mejorar tus abdominales. Tu core va a esculpirse poco a poco, pero bien puedes agregar a tu repertorio algunos nuevos ejercicios para desafiar a tu cuerpo y tener un fortalecimiento mucho más rápido.

Ejercicios de estabilidad

Los movimientos de estabilidad entrenan tu core y lo vuelven más fuerte. Con estos, el músculo abdominal profundo se fortalece alrededor de toda tu cintura. Prueba ejercicios de estabilidad con las pelotas de pilates o bien con el bosu. Existen muchos ejercicios que pueden ayudarte a tener un core más fuerte con este accesorio. 

El HITT

Sé que te lo he dicho hasta el cansancio, pero realmente este ejercicio te va a ayudar a deshacerte de la grasa abdominal. De hecho, en estudio publicado en el Journal of Sports Medicine and Physical Fitness se afirmó que las personas que hacen dos sesiones de HITT y dos de fuerza a la semana perdieron 11 % de su grasa visceral. Eso equivale a una pulgada de cintura. Los intervalos rápidos y los sprints son movimientos que involucran tus abdominales a lo grande. 

Yoga

Sí, el yoga te puede ayudar a relajarte, pero también te puede ayudar a tener un core muy fuerte. La respiración kapalabhati involucra el abdomen transversal para expulsar el aire. Te enseño como hacerla:

  • Siéntate derechita en tu tapete de yoga o en tu silla de trabajo.
  • Empuja con fuerza y ​​rapidez el ombligo hacia la columna vertebral. Inhala profundamente
  • Ahora suelta los músculos abdominales, forzándote a exhalar.
  • Trabaja hasta hacerlo 20 veces, inhalando y dejando que tu abdomen se expanda entre cada “bomba”.

El super truco cuando estás trabajando

Cuando trabajas es usual tener la barriga desplomada. La postura que adoptas es la mera responsable. Así que te tengo un pequeño truco para ayudarte. Cuando estés sentada lleva tu ombligo hacia atrás como si lo llevarás a tu columna. Es mas o menos como un ejercicio de Kegel pero con tu abdomen. Hazlo 15 movimientos cada dos horas. Pronto tu cuerpo asimilará la orden de mantenerse dentro y esto hará que tu core esté activo todo el día.

Este video te puede gustar