Cómo saber si tienes más probabilidades de tener hija que hijo

Cuando una mujer busca embarazarse cuida todo. Empieza a vigilar su dieta y toma vitaminas y ácido fólico, entre otras cosas. Algunas mujeres también desean saber si tienen más posibilidades de tener un niño o niña. Muchas personas dicen que saberlo es imposible, pero hay otras que afirman que sí es posible. Aquí te muestro que tantas probabilidades hay de que saber si serás mamá de un niño o una niña .

¿Qué determina el sexo del bebé?

La probabilidad de que tengas una niña o un niño es del 50 por ciento. Sin embargo, este porcentaje no es una certeza pues siempre se ha sabido que en el mundo nacen más niñas que niños. La ciencia nos dice que es el padre quien determina el sexo del bebé, debido a la información que llevan los espermatozoides. Estos espermatozoides contienen el cromosoma “X” mientras que un óvulo puede ser “X” o “Y”. Si se unen un “XX” el resultado será una niña mientras que la unión “XY” es un niño.

Cómo saber si tendrás una niña

Saber si serás madre de un niño o una niña es una duda que surge desde que sabes que estás embarazada. Para conocer el sexo del bebé tendrás que esperar hasta el cuarto mes de embarazo, donde ya son visibles los genitales mediante un ultrasonido. Aunque también puedes darte una idea si conoces qué día tuviste relaciones. Los espermatozoides “X” se caracterizan por moverse más lento y son más grandes que los “Y”, por lo tanto, viven más dentro de la vagina. Si consumiste alimentos ácidos, como huevo, embutidos, yogur o atún y tuviste sexo tres o cuatro días antes de tu ovulación, entonces es posible que esperes una niña.

¿Y un niño?

Los espermatozoides “Y”, al contrario de los “X”, son más rápidos y pequeños, esto puede ser un factor que no los favorece mucho. Aunque se mueven más rápido y pueden llegar más fácil al óvulo, al ser tan pequeños son más débiles y no soportan la acidez del canal vaginal. La vagina es más alcalina cuando empiezas a ovular, esto permite que los espermatozoides “Y” sobrevivan. Si tuviste contacto íntimo el día que comenzó tu ovulación quizá estás embarazada de un niño, sobre todo si consumiste alimentos como piña, almendras, mangos o zanahoria.


Este video te puede gustar