Cómo practicar la estimulación prenatal para tener un embarazo sano

Mucho se habla sobre la estimulación prenatal y el beneficio que tiene para tu bebé. El propósito de esta práctica es, como su nombre lo dice, estimular al bebé antes de que nazca. De acuerdo a la opinión médica, estimular al bebé desde el vientre le aporta muchos beneficios. Así que puedes recurrir a este método desde el tercer mes de gestación, pues los sentidos del bebé ya se han desarrollado.

Estimulación prenatal

Ayuda a fortalecer la inteligencia, el crecimiento y el desarrollo físico de tu bebé. Lo mejor es que el vínculo entre tú y tu bebé también se fortalece. Empecemos hablando de la estimulación auditiva, que puede ponerse en práctica desde que sabes que estás embarazada. Para mejores resultados, funciona en la semana 14 cuando ya se desarrolló por completo el aparato auditivo del bebé. Lo que tienes que hacer es hablarle a tu vientre. Puedes leerle cuentos, cantarle, platicarle sobre lo que ves en ese momento o ponerle música. Así como tú lo puedes hacer, también el círculo más cercano de personas. Su papá, sus abuelos o tíos, amigos. Eso ayudará a que el bebé reconozca los rostros de quienes ha estado escuchando durante meses.

Motora y visual

  • Motora. Se puede empezar desde la décima semana, pues los conductos semicirculares (relacionados con el equilibrio) ya están listos. Conforme avancen los meses es recomendable intensificar la estimulación. Si tú como mamá practicas natación, yoga, pilates o baile, estás ayudando mucho al bebé.
  • Visual. A partir de la semana 27, el bebé percibe la luz y de esa forma se estimula la corteza cerebral, retina ocular y nervio óptico del bebé. Prueba con dejar tu panza al sol por 10 minutos y luego cúbrela. Si lo prefieres, usa una lámpara y muévela en diferentes direcciones sobre el vientre. Tu bebé comenzará a moverse.

Estimulación táctil

Es cuando el contacto madre e hijo es directo, incluso aunque el bebé esté dentro del vientre. Puedes empezar desde la séptima semana, pues las vibraciones en el líquido amniótico ya las siente tu bebé. Los masajes puedes hacerlos con tus manos o con otras texturas.

Este video te puede gustar