Cómo no caer en tentaciones y lograr tus propósitos para una vida saludable

A veces resulta complicado no caer en tentaciones cuando de tener una vida saludable se trata. Sin embargo, siempre es un buen momento para darle un cambio radical a tu cuerpo, a tu mente y a todo tu ser. Aunque creas que parece imposible lograrlo, te diré que no lo es y para prueba de ello te daré algunos de los consejos infalibles que sin duda debes aplicar a la de ya.

Come bien

Todos sabemos que debemos comer bien, pero una cosa es saberlo y otra es realmente hacerlo. Para comer bien se necesita poco. Es necesario que agregues alimentos de todos los colores a tu platillo. Evita comer mucha grasa o azúcares porque eso dañará sin duda tu organismo.

Haz ejercicio

Además de la buena alimentación, es necesario que te muevas. No se trata de que lo que caminas de tu trabajo a la casa sea considerado ejercicio. Debes destinar cierta parte del tiempo de tu día a realizar alguna actividad como correr, caminar o nadar. Hacer ejercicio a consciencia beneficia tu cuerpo.

Medita

Además de todo lo que le das a tu cuerpo para que absorba nutrientes o tenga más resistencia, también es importante que le des tranquilidad. Para lograr eso puedes aprender a meditar. Eso significa olvidarte un rato del celular, de los problemas y de todo para concentrarte en tu “yo interno”. Si aprendes a escucharlo podrás hacer maravillas con tu cuerpo.

Hidrátate

El agua es básica, en todo momento. Mientras mantengas a tu cuerpo hidratado, notarás lo bien que te sientes y cuánto rindes en tus actividades.

Dile bye a los malos hábitos

Si de verdad quieres una vida saludable evita fumar, beber, desvelarte. Todo eso te va dañando poco a poco.

La limpieza interior también importa

No se trata sólo de que mantengas tu casa limpia para los demás. La limpieza que más importa es la que haces en tu interior. Perdona, deja ir a lo que ya no quiere quedarse. Dedícate a vivir sin juzgar y criticar a los demás.

Este video te puede gustar