Cómo mejorar el ánimo de un paciente con cáncer

Ser diagnosticado como paciente con cáncer es una de las cosas más difíciles de afrontar. Antes, al escuchar esa palabra <cáncer>, temíamos lo peor. Sabíamos que el fin era obvio y la preocupación nos invadía por completo. Por fortuna, gracias a todos los avances tecnológicos se ha logrado encontrar maneras de combatir el cáncer. Sin embargo, aún así, la persona que vive esta experiencia, debe afrontar el problema con la mejor actitud.

Tranquila, tú no eres la diagnosticada

Saber que tu mamá, tu papá o algún ser querido es diagnosticado con cáncer es una de las cosas más complicadas. Relájate, pues a pesar de que a ti te duele, no eres la que lo está viviendo. No eres quien siente estar en una pesadilla, así que guarda la calma antes de que le metas miedo a la persona que más bien necesita tu apoyo.

No le tengas lástima

Es un hecho que en cuanto sabes que ese ser especial es diagnosticado con esta enfermedad, quieres hacer todo lo que está en tus manos para hacerle sentir mejor. Está bien, pero no caigas en la exageración. No quieras hacerlo sentir inútil o moribundo. Más bien se trata de que no dejes de verlo como era hasta el momento en que supo su diagnóstico. Eso le ayudará mucho a no sentirse como víctima ante los demás.

Tengan aventuras

Sin el afán de hacerle sentir que su vida podría terminar en poco tiempo, asegúrate de que el tiempo que tenga sea productivo. Sal con ella a disfrutar una tarde en el cine, vayan a tomar ese café que tanto han pospuesto. Observen el atardecer en la playa o simplemente siéntense bajo las estrellas a disfrutar de la vida, de la naturaleza y de sus existencias.

Tengan fe y échenle muchas ganas para que todo salga bien

Este video te puede gustar