Cómo manejar la energía de los pequeños en casa para mantener la paz

La energía de los pequeños es impresionante, no sólo porque todo el día tienen pila suficiente y por sus ganas de comerse al mundo. También hablo de la energía que ellos emanan por ser almas puras. Durante la infancia son fáciles de manipular y por ello hay que elegir buenas enseñanzas para dárselas.

Ellos no pueden permanecer tanto tiempo encerrados

Aunque a nosotras como mamás nos gustaría permanecer más tiempo en casa para poder hacer todas nuestras ocupaciones, ellos buscan todo lo contrario. Desean salir a investigar por qué el cielo es azul, quieren capturar bichos para observarlos de cerca. Quieren saber por qué el agua se evapora cuando hace calor o cómo nacen los bebés. Así es, ellos aguantan poco tiempo dentro de casa. Y cada vez que se puede, se les lleva a las bibliotecas, al cine, a los museos o teatros, al parque y a la escuela. Sin embargo, hay ocasiones en las que las reglas cambian. Por ejemplo ahora, con las medidas que se han tomado para salvaguardar a todas las personas, lo que se ha pedido es permanecer en casa.

Aunque a veces es causa de fuerza mayor

Cuando las indicaciones de quedarse en casa son prioridad para proteger de ti y de tu familia, no queda de otra. Si estás preocupada de la energía de los pequeños, tranquila, te daré algunas ideas de lo que puedes hacer para que las cosas marchen con tranquilidad.

Realicen actividades en conjunto

  • Desayunen y coman juntos. Sin importar si tú te encuentras trabajando en casa o no, hay tiempos que deben ser sagrados entre tu familia y tú. Aunque estés llena de trabajo, asegúrate de desayunar y comer con ellos. Así podrán platicar y compartir un momento muy especial. Ya después de eso, puedes continuar con tu trabajo o dedicarte a hacer otras cosas que necesites.
  • Algo de actividad física. Antes de desayunar qué tal una sesión de yoga o pilates en familia,
  • Lean juntos. Puede que entre tus actividades laborales o luego de que hayas terminado, se den la oportunidad de leer algo. Eso los unirá más, les hará tener un momento de mucha creatividad y su imaginación volará por los aires.

También deja que hagan actividades libres

Para que la energía de los pequeños no se vea alterada, es importante que además de marcar una rutina, dejemos que tengan tiempos de relajación. Déjalos que vean un rato la tele, que anden por la casa en pijama o que coman en la sala en lugar del comedor. Obviamente siempre deja claras las reglas para que no vayan a tomarlo como un estilo de vida.

Este video te puede gustar