Cómo lidiar con tus suegros si eres infértil

Pasar por problemas de infertilidad es una situación que puede lastimar no solo a la pareja, sino también a la familia. Lidiar con tus suegros si eres infértil puede ser una verdadera pesadilla. Así que respira y recuerda que primero está tu salud mental. No te dejes avasallar por los comentarios o actitudes de los padres de tu pareja. Nada en esta situación es tu responsabilidad. Una experiencia de esta naturaleza queda fuera de tu control. Así que tómalo con calma.

1.- Ponte en primer lugar

Primero que nada existen muchos métodos que te pueden ayudar a concebir en el momento que tú lo desees, así que no te preocupes demasiado por la infertilidad. Recuerda que este no es un problema individual. Como pareja el problema es de ambos y existen muchas soluciones. Finalmente ponte en primer lugar. No te sientas mal ni trates de justificarte ni con tu familia, amigos y mucho menos tus suegros.

2.- Rodéate de personas de buena vibra

En estas situaciones muchas personas cercanas a ustedes querrán opinar al respecto. Yo te sugiero que bloquees a todos aquellos curiosos que solo estorban en tu camino. Rodéate de gente que te quiere y te apoya. No dejes que las opiniones de otros te hagan sentir mal.

3.- Sé clara con tus suegros

Es inevitable, la familia de ambos se encontrarán presentes durante el proceso que están viviendo como pareja. Siéntate con tu pareja y suegros a discutir la situación. Recuerda que esto se hace por cortesía y una cosa es informarles sobre lo que pasa y otro muy diferente dejar que intervengan en el asunto.  El problema de la infertilidad es solo en pareja. Depende de ustedes dejar que los suegros o los amigos se unan a hacerle frente a la siutación.

4.- Recuerda que con amor siempre es mejor

Sé positiva, cuídense como pareja y sigan adelante. Un diagnóstico de infertilidad no es una prueba de que nunca vas a tener hijos. Recuerda que incluso después de perder las esperanzas con un tratamiento de fertilidad asistida existe la adopción. Ser madre no es algo que tenga que ver precisamente con la sangre. Existen muchas formas de serlo.

5.- Platica con tu pareja al respecto

En esta situación tan difícil, tener al alcance de la mano el apoyo y amor de tu pareja es indispensable. La infertilidad no es de uno es de ambos. Al final un matrimonio es un equipo. Piensa que si pueden sobrevivir a este peldaño, se harán una pareja mucho más fuerte mental y emocionalmente.

No pierdas las esperanza y abre tu mente a nuevas posibilidades. El amor de una mujer siempre hará la diferencia en el mundo, sobre todo para aquellos chiquitos que no tienen alguien que los cuide.

 

Este video te puede gustar