Cómo lavar correctamente la zona V

Como cualquier parte de nuestro cuerpo la zona íntima es importante y requiere cuidados específicos. Uno de ellos es la higiene, aunque hay mujeres que no saben como mantenerla limpia. Otras veces no es la falta de higiene lo que propicia las infecciones, sino la alteración de la flora bacteriana propia de la vagina. La alteración de pH abre la puerta al contacto con gérmenes y bacterias que se desarrollan con más facilidad. Para evitar estos problemas, te cuento cómo debes lavar correctamente esta zona. Es más fácil de lo que crees.

Cuidado con las bacterias

Al momento de bañarte debes asegurarte de secar tu zona V, así evitas el exceso de humedad. También te recomiendo que al momento de ir al baño, sobre todo luego de orinar, limpies de adelante hacia atrás. Si lo haces al contrario podrías arrastrar bacterias de la zona anal a tu vagina y esto puede provocar infecciones.

Utiliza jabón especial para la zona V

Cuando te bañes no debes limpiar tu zona íntima con un jabón cualquiera. Lo mejor es hacerlo con un jabón suave de pH neutro. Si contiene un pH neutro no alterará a tu flora vaginal. Hay geles específicamente formulados para no alterar el pH de la zona. También te recomiendo las duchas vaginales de vez en cuando, con ellas evitarás cualquier tipo de infección.

No frotes bruscamente

Un error que puedes cometer al momento de lavar la zona V es frotar muy fuerte. Esta área del cuerpo es mucho más sensible que otras, por lo que debes tener cuidado. Si exageras al momento de frotar puedes crear pequeñas heridas que podrían infectarse y causar otros problemas.

Lava con tus manos

Otra recomendación es que no utilices esponjas para lavar tu zona íntima. Esta es muy delicada y por eso es mejor que utilices tus manos para lavarla. Solo asegúrate de tener las manos limpias o podrías contraer una infección. Pásalas con cuidado por toda el área y sé gentil con ella. Enjuaga muy bien antes de secar debidamente.

¿Tú haces todo esto al lavar tu zona íntima?

Este video te puede gustar