Cómo hablar sobre sida con la familia si eres seropositiva

Hablar sobre sida parece algo normal, siempre que no estés involucrada tú o alguien de tu familia de manera directa. Lo puedes ver como algo muy lejano o que a ti o no te puede pasar jamás. Lamentablemente esta enfermedad es un riesgo real para las personas con vida sexual activa. Si tú la padeces y no sabes cómo decírselo a tu familia, aquí tienes algunos tips para hacerlo. Ahora,  preocúpate solo por seguir tu tratamiento, llevar un estilo de vida saludable y hacer tu vida lo más normal posible.

Antes de decírselo a alguien, debes asimilarlo

La ciencia ha avanzado muchísimo y los tratamientos actuales con antirretrovíricos permiten mantener controlado el virus. De este modo, quienes lo padecen pueden llevar una vida larga y productiva. No obstante, no deja de ser una noticia de impacto cuando te dicen que eres portadora. Por eso, antes de decírselo a alguien más, debes asimilar esta información. Medítalo, recuerda que no es el fin del mundo y que, si sigues los cuidados necesarios, puedes tener una calidad de vida satisfactoria.

Trata de concientizar a las personas

Cada quien conoce a su familia, así que tú sabrás si hablar sobre el sida con ellos de inmediato es la mejor idea. Seguro has escuchado mitos sobre la enfermedad y tu familia también. Si ellos son de mente abierta, no tendrás ningún problema al decirles lo que está pasando; lo comprenderán de inmediato. Por el contrario, si tu familia tiende a ser muy conservadora, quizá sea una mejor idea primero tratar de concientizarlos y sensibilizarlos a la enfermedad. De esta manera, cuando ellos la vean como algo más normal, podrás decirles que tienes VIH o sida sin que ellos se alarmen demasiado y comiencen a actuar raro.

Procura decirlo primero a las personas de tu entera confianza

Quizá sea mejor comenzar con tu círculo más cercano: tus padres, tus hermanos, tus mejores amigos. Como te dije antes, hablar sobre sida es algo que muchas personas no pueden asimilar correctamente. No te expongas. Lamentablemente aún existen muchos prejuicios en torno a esta enfermedad. Será mejor que lo platiques primero con quien te apoyará incondicionalmente.

¿Conoces a alguien que haya pasado esta experiencia?

Este video te puede gustar