Cómo evitar la cistitis y otras infecciones este verano

Las infecciones no son nada cool, mucho menos cuando te afectan allá abajo en tu zona íntima. Puedes sobrevivir una infección de los oídos o hasta de la garganta. Sin embargo, esas molestias no se comparan en nada con el ardor, picazón y enrojecimiento que se presentan tu zona V. En verano eres un poco más propensa a las infecciones vaginales, ya que el cloro del agua de la piscina, los residuos de arena de la playa o el exceso de transpiración crean un ambiente propicio para que aparezcan. Una de estas infecciones tan molestas es la cistitis postcoital, causada por el roce constante del hombre con el pubis de la mujer. ¿Quieres saber cómo evitar todo tipo de infecciones vaginales, incluyendo la cistitis? Bueno, has llegado al lugar indicado pues la respuesta se encuentra aquí abajo…

Cistitis postcoital

Existe la cistitis, que es la inflamación de la vejiga causada por alteraciones en el pH de la vagina o irritación vaginal. Y la cistitis postcoital, como ya lo había mencionado se debe a que el hombre roza con tu pubis, una y otra vez. Para evitar la aparición de ambos tipos de cistitis, te recomiendo que tomes mucha agua durante el día. Nunca te aguantes las ganas de orinar y limpia tu vagina antes y después del coito.

Gardnerella vaginalis

Se trata de un bacilo que genera la vaginosis bacteriana. Se caracteriza por inflamación vaginal aunque muchas veces no presenta síntomas. Te puedes dar cuenta por el olor de tu vagina, si huele demasiado fuerte puede estar presente la gardnerella. Claro, un método más seguro de diagnóstico es un examen médico que determina el desequilibrio de la flora vaginal. Estas son las recomendaciones básicas para evitar esta infección:

  • Evita llevar puesto tu traje de baño durante muchas horas, el exceso de humedad favorece la infección.
  • No abuses del uso de los tampones.

Candidiasis

Una infección vaginal muy común, producida por una alteración del ecosistema vaginal y se debe a las bajas defensas de tu cuerpo. Los síntomas más comunes son dolor, picazón, ardor y flujo vaginal de color blanco. Te recomiendo que te olvides de las prendas de licra y también de la ropa demasiado apretada. La causa es un hongo denominado Candida albicans que tiende a estar presente en tu cuerpo de manera natural. No obstante, ciertos factores aumenta su presencia desencadenando los síntomas. Suela afectar más a las mujeres con diabetes, obesas, embarazadas o que hayan seguido un tratamiento con antibióticos.

Este video te puede gustar