Cómo empezar a hacer ejercicio si odias el gimnasio

Ok, ya leíste mucho sobre la importancia de hacer ejercicio y estás decidida a hacerlo. Incluso tu cuerpo te lo pide. Pero ¿cómo empezar a ejercitarte si odias el gimnasio? ¡Buenas noticias! Hay muchas formas para empezar a hacer ejercicio y no forzosamente tienes que inscribirte al gimnasio o hacer pesas. ¡Sí se puede! Aquí te digo cómo empezar a hacer ejercicio si odias el gimnasio.

Prueba todo hasta encontrar lo que te gusta

Hay muchísimas formas de ejercitarnos: clases de baile, correr al aire libre, entrenamiento funcional, yoga, TRX, pole dance, box, saltar a cuerda, por mencionar algunas. Así que, ¿ya viste? No necesitas el gimnasio a fuerza. Muchas personas entrenan en su casa con la ayuda de alguna app de fitness (busca en tu app store y encontrarás muchísimas). Además, necesitas muchas ganas. Tal vez eres de las que, como yo, necesita más motivación porque odias el gimnasio. Si ese es el caso, te recomiendo inscribirte a alguna clase o un estudio de fitness que combine varias técnicas en una clase de una hora. Prueba todo hasta que sientas que encontraste el que más te acomoda.

Entender que es un hábito

El problema es que creemos que con unas semanas que hayamos hecho ejercicio ya nos vamos a poner buenísimas y a ser todas unas atletas. Lo siento, pero no es así. Hacer ejercicio es un estilo de vida. Y como cualquier hábito que apenas empieza, costará trabajo al principio. Habrá días que no tengas ganas, pero ahí es cuando deberás poner toda tu motivación para no dejarlo. Y verás que después de unos meses no sólo será un hábito, lo disfrutarás y ya lo harás por costumbre. Tu cuerpo te lo pide. Y además, empiezas a ver resultados y eso motiva muchísimo y supera

¡No te rindas!

Querer hacer ejercicio es el primer paso, así que ya que estás ahí ¡no te rindas! Además, te tengo una gran noticia: está comprobado científicamente que entre más entrenas tu cuerpo, tu mente se va haciendo más fuerte también. Así que, entre más ejercicio hagas, mayor fuerza de voluntad tendrás para seguir y seguir. Encuentra algo que te motive en verdad y cuando sientas que ya no puedes, ¡úsalo! Verás que no falla.

Este video te puede gustar