Cómo eliminar el sarro de tus dientes en casa

Eliminar el sarro de tus dientes en casa es sencillo, siempre que no se trata de una acumulación gruesa. El sarro se forma por la placa bacteriana y de minerales que se acumula en los dientes. No siempre se debe a una mala higiene aunque en la mayoría de los casos sí lo es. Por eso te decimos cómo eliminar el sarro de tus dientes en casa con métodos naturales.

Bicarbonato y aceite de coco


Estos dos ingredientes son muy eficientes para eliminar el sarro de tus dientes en casa. Solo mezcla un poco de cada ingrediente para formar una pasta. La que vayas a usar en cada cepillado, y cepillar tus dientes con ella dos veces al día durante una semana y media. El uso del bicarbonato no debe ser prolongado porque puede dañar el esmalte natural de tus dientes. Enjuaga tus dientes con agua tibia.

Agua oxigenada

El agua oxigenada puede ayudarte a eliminar el sarro de tus dientes en casa de forma sencilla. Primero, diluye 5 mililitros de agua oxigenada en medio vaso con agua. Cuando la solución esté lista, humedece una gasa estéril en ella y frota vigorosamente tus dientes durante 2 o 3 minutos. Puedes realizar este procedimiento de 2 a 3 veces por semana y pronto empezarás a ver resultados. Enjuaga muy bien para no dañar tus encías.

No al café y ni al tabaco


Una de las causas que favorecen la acumulación de sarro y las manchas en los dientes son el cigarro,  el refresco de cola, el café y el té negro. Por ello debes evitarlos o bien enjuagarte la boca después de consumirlos para evitar que tus dientes se tornen amarillentos.

Carbón activado


El carbón activado es un remedio casero muy efectivo para eliminar el sarro de los dientes y ayudar a blanquearlos. Es fácil de conseguir en las tiendas de naturistas o herbolarias. Además, es menos abrasivo que el bicarbonato y puedes utilizarlo diariamente después del cepillado sin temor a dañar el esmalte. Cepilla tus dientes con él y pronto notarás resultados.

Estos remedios solo funcionan cuando las placas de sarro no son tan gruesas ni antiguas. Si es tu caso, acude con tu dentista para que te aplique un tratamiento especializado.

Este video te puede gustar