Cómo elegir tu toalla femenina sin fallar en el intento

La menstruación es todo un tema. Entre calendarios, periodos fértiles, síndrome premenstrual y fertilidad podríamos perder la cabeza. Sin embargo, existe mucha información que nos hace sentir seguras en cuanto  a nuestra salud sexual. No obstante, hay algo que siempre nos causa inquietud ¿usamos tampón o toalla? Si usamos toalla ¿de flujo moderado o abundante? La verdad es que poco se nos enseña acerca de cada una de estas opciones. Por ello te tengo unos consejos que te ayudarán a seleccionar tu toalla a la segura.

Antes de elegir tu toalla piensa: ¿qué tan delicada es  tu piel?

Antes que nada debemos conocer qué tan delicada es nuestra piel. Recordemos que la piel de nuestra zona genital es más delgada y sensible que la de otras partes del cuerpo. Por tanto es más propensa a sufrir tanto irritaciones como infecciones. En este sentido si tu piel es muy sensible no debes usar toallas con fragancias. Además, te conviene elegir una de flujo medio, así no te irritará. Otra opción es utilizar una toalla de tela.

¿Qué tan abundante es tu flujo?

Otro punto a considerar es la cantidad de tu flujo. Por ejemplo: si éste es muy abundante, lo mejor es utilizar toallas que resistan esa capacidad. Además, puedes utilizar pantaletas o boxers para mantener todo bajo control esos días. Por el contrario, si tu flujo es poco, puedes utilizar toallas delgada o pantiprotectores.

Tal vez lo tampones podrían ser una buena opción

Los tampones son la opción ideal para las chicas que odian sentir la toalla en su ropa interior. Así mismo son cómodos y discretos. No  obstante, al utilizarlos debemos ser aún más cuidadosas que con las toallas, pues al estar en contacto directo con la zona V, podría lastimarnos. Por eso es necesario que utilices la capacidad de flujo adecuada. Otro requisito es cambiarlo cada cuatro horas, mínimo, para evitar infecciones.

Los pantiprotectores también nos sirven

Los pantiprotectores nos sirven sin importar si hemos elegido utilizar tampones o toallas. Podemos utilizarlos en los últimos días de nuestro periodo. Así mismo, protegen nuestra ropa interior del flujo ya sea menstrual o  diario.

Este video te puede gustar