Cómo conciliar el sueño durante el embarazo sin morir en el intento

Los papis sabemos que después de tener al bebé las noches se convertirán en un tormento. Sin embargo, muchas veces durante el embarazo conciliar el sueño no es nada sencillo. Es super normal que las embarazadas duerman más durante su primer trimestre del embarazo, ya que el cuerpo se encarga de proteger, cuidar y favorecer el desarrollo de tu bebé.

Pero más adelante…

El insomnio puede atacar a las embarazadas de forma ininterrumpida. El aumento del tamaño del feto es la razón principal de los problemas de insomnio. Se hace muy difícil encontrar una postura cómoda para dormir. Conforme el embarazo avance, será mucho más difícil cambiar de posición.

Encuentra la postura adecuada para dormir

Es buena idea acostumbrarte a dormir de lado desde el principio de tu embarazo. Dormir de costado con las piernas flexionadas es la postura más cómoda. Además, esta postura ayuda al corazón, porque permite que el peso del bebé no recaiga sobre la vena principal. Algunos doctores recomiendan que las embarazadas duerman sobre el lado izquierdo, puesto que el hígado se encuentra del lado derecho del abdomen. Dormir del lado izquierdo favorece la circulación sanguínea. Puedes ayudarte de un cojín o almohada para adoptar esta posición.

La almohada

Una almohada o cojín te ayudará como punto de apoyo para seguir acostada de lado. Prueba con distintas almohadas y cojines a fin de seguir acostada de lado en una forma cómoda para dormir. Para escoger el cojín adecuado antes consulta a tu médico.

Otros consejitos

Hay algunas otras cosas que puedes hacer para evitar el insomnio:

  • Reduce la cantidad de bebidas con cafeína.
  • Evita tomar mucho líquido unas horas antes de ir a dormir. Así no te levantarás tanto al baño.
  • Duerme a una hora fija todas las noches. Apaga todas las luces.
  • Evita hacer ejercicio intenso antes de ir a dormir.
  • Relacionarte con más mujeres embarazadas, que compartan la experiencia contigo puede ser reconfortante.

Este video te puede gustar